Crítica: “Star Trek: En la oscuridad”

No me andaré con rodeos. En el texto que van a encontrarse a continuación, difícilmente encontrarán algún comentario negativo sobre la cinta que hoy nos ocupa. Con absoluta sinceridad puedo decirles que he rebuscado en el lado más agrio y oscuro de mi corazón con la esperanza de encontrar una veta de maldad que pudiese dotar a esta crítica de esas dosis de mala leche que siempre dan cierto interés. Vano intento. No se puede luchar contra los sentimientos. Ni se puede, ni se debe. Cuando alguien te entrega más de dos horas de cine tan magníficas, lo menos que uno puede hacer es mostrar respeto y gratitud.

J.J. Abrams se acerca de nuevo al universo “Star Trek” tras hacerlo por vez primera en 2009 con rotundo éxito. Si en aquella ocasión la obra suponía un reinicio de la saga y un lavado de cara radical, levantando el edificio desde sus mismísimos cimientos, con “Star Trek: En la oscuridad” llegaba el momento de confirmar esas buenas sensaciones. Para la complicada empresa, el director se rodeaba del mismo equipo de la anterior cinta y aumentaba levemente su presupuesto. Si todos estamos hartos de oír eso de que segundas partes nunca fueron buenas, puedo garantizarles que la USS Enterprise vuela más alto de lo que nunca lo ha hecho.

2

“Star Trek: En la oscuridad” es una brillante película de aventuras. No confundan ustedes el género “aventuras” con un batiburrillo de secuencias de acción descerebrada (como le ocurre a la mayoría de directores de la actualidad que pretenden un acercamiento al género). Cuando hablamos de cine de aventuras, nos referimos a cintas como las de “Indiana Jones”. Si me apuran, mencionaría incluso la primera entrega de “Piratas del Caribe”. Así es “Star Trek: En la oscuridad”. Si no fuese por la tormenta de emociones que inundan todo el metraje, estaríamos hablando de una máquina perfecta. Acción, humor, y aventuras funcionan como un impecable engranaje en el que amor y amistad entran con habilidad para terminar de construir una de las películas del año.

3

Las comparaciones entre J.J. Abrams y Steven Spielberg son tema recurrente en el mundo del cine. No es de extrañar. El J.J. Abrams que aquí encontramos no es el Spielberg de “La lista de Schindler” o “El color púrpura”, pero las esencias de “Indiana Jones, “E.T.” o “Encuentros en la tercera fase” son fácilmente reconocibles. El dominio impecable de los recursos narrativos, del tempo de la obra y de la dirección de actores son patentes en cada minuto que Abrams rueda. Igual que el maestro. Es inevitable la sensación de que todavía están por llegar sus mejores películas. El futuro está en sus manos.

4

Cuando la tripulación de la Enterprise regresa a casa, se encuentra con la desagradable sorpresa de que un misterioso individuo está dinamitando y sumiendo en el caos a su organización, con una brutal cadena de ataques contra las fuerzas de la flota estelar. Ante esta situación y dadas las implicaciones personales, el capitán Kirk partirá a la caza del peligroso hombre, en un viaje en el que nada resultará ser lo que parece y donde las fuerzas, emociones y amistades serán puestos a prueba de manera dramática.

6

Junto a todas las bondades apuntadas, no se crean que la cinta se olvida de los fans del mundo “Star Trek”. Los más puristas verán saciadas sus necesidades con el poderoso respeto mostrado en la cinta hacia el universo, plagado de guiños y homenajes. El capitán Kirk (Chris Pine) y compañía vuelven en plena forma, con varios matices brillantes. Por un lado, Simon Pegg y su Scotty cobran mayor importancia en esta entrega, lo que siempre es una garantía de espectáculo. Por otro, las figuras de Spock (Zachary Quinto) y el nuevo villano Khan (Benedict Cumerbatch) se alzan por encima del resto del reparto con dos personajes tan complejos como plagados de matices. Un par de interpretaciones asombrosas. Nadie duda ya que Zachary Quinto no tiene nada que envidiar a su predecesor, el mítico Leonard Nimoy.

5

En definitiva, “Star Trek: En la oscuridad” puede que no acabe por convertirse en el gran éxito de taquilla del verano, pero lo que nadie podrá discutirle es que es una de las maravillas del año. Así las cosas, solo podemos mordernos las uñas esperando a que J.J. Abrams haga volar al Halcón Milenario como lo ha hecho con la Enterprise.

15 Comments

  1. Georgina Carrillo Peral julio 1, 2013
  2. Albert Sanz GuitarExperience julio 6, 2013
    • Daniel Denia julio 7, 2013
  3. wow gold diciembre 17, 2014
  4. リモワ ブラック トパーズ diciembre 23, 2014
  5. モンクレール ダウン メンズ diciembre 23, 2014
  6. スキニーパンツ チェック diciembre 23, 2014
  7. アウター セール レディース diciembre 24, 2014
  8. ドレープコート diciembre 24, 2014
  9. neon green mcm backpack diciembre 24, 2014
  10. ノースフェイス ダウン レディース diciembre 24, 2014
  11. フライトジャケット ブランド diciembre 24, 2014
  12. パーカー オーダーメイド diciembre 24, 2014
  13. ミネトンカ ムートン ショート diciembre 24, 2014
  14. アバクロ カーディガン diciembre 26, 2014