Crítica: “Kon-Tiki”

kon-tiki2

Existe una regla no escrita para el espectador cinematográfico que dice algo así: “Nunca esperes demasiado de una película porque lo más probable es que sufras una decepción”. Kon-Tiki llega por fin a las salas de cine españolas (estreno, 27 de septiembre) después de que fuese nominada al Oscar a mejor película extranjera el año pasado. La competencia fue muy dura y Amor, como era de esperar, acabó llevándose el premio. Pero la película noruega dirigida por Joachim Ronning y Espen Sandberg (Bandidas), puso una pica en Flandes y se dio a conocer en todo el mundo. Sin esa nominación es muy probable que nunca se hubiese estrenado en España.

Kon-Tiki llega con buenas críticas que suelen aumentar las expectativas. Se trata una película de aventuras en el mar basada en un hecho real, un viaje que llevó a cabo un explorador noruego en 1947 junto a cinco compañeros desde Callao en Perú hasta la Polinesia. Hasta aquí nada raro. La cosa es que Thor Heyerdahl, que así se llamaba, viajó en una balsa construida siguiendo el procedimiento de los marinos de Perú en torno al siglo VI d.C. ¿Para qué? Para demostrar que los sudamericanos fueron los primeros en llegar a la Polinesia, antes que los viajeros asiáticos.

La cinta se inicia de forma algo efectista con un suceso que le ocurre a Thor siendo aun un niño. “Prométenos que nunca más arriesgarás así tu vida“, le dicen los padres. Thor no promete nada… En la siguiente media hora, la historia gira en torno a los intentos infructuosos del protagonista por obtener financiación para su viaje. En Nueva York, las diferentes asociaciones científicas y editoriales no quieren saber nada. Los asiáticos fueron los primeros en llegar a la Polinesia. Todo el mundo lo sabe y no hay más que hablar. Pero Thor persiste.

kon-tiki3

En este sentido, la película es bastante convencional en su planteamiento. Científico enfervorecido que lo arriesga todo (incluida su estabilidad financiera y familiar) para cumplir su objetivo. Un hombre volcado con su sueño que no se viene abajo a pesar de las dificultades. En el aspecto estético, hay buen diseño de producción y una notable puesta en escena. Nos divertimos bastante paseándonos por el Nueva York de mitad de siglo y, también, cuando la trama se traslada a Perú.

Y se inicia el viaje. La historia ha logrado crear un clima adecuado de expectación ante la odisea que estamos a punto de presenciar. Thor observa con temor sus últimos segundos cerca de tierra firme. Lo bueno está por comenzar… ¿O no? La siguiente hora de metraje combina escenas de fatiga de los tripulantes, con espectaculares secuencias con tiburones y otros peligros o bellezas marinas.

¿Hasta qué punto lo que cuenta la película es real o forma parte del espectáculo? Es una de las preguntas habituales que se hace el espectador ante una película de este calibre basada en hechos reales. A nuestro juicio no debe importar demasiado la exactitud de la película con los hechos. Si queremos saber la realidad, podemos leer el libro o ver el documental (premiado con un Oscar, por cierto) Y ni así… La fidelidad con los hechos es una quimera en el cine… A no ser que sea lo que se pretende. Pero entonces no se hace una película dramática, se hace un documental…

Antes de perdernos definitivamente por los cerros de Úbeda, sintetizamos. Kon-Tiki es una interesante cinta de aventuras, espectacular por momentos (sensacional uno de los travellings alrededor de la barca), pero un poco decepcionante en su segunda parte. El actor principal no nos acaba de convencer y algunos de los sucesos que se narran, más allá de que sean reales o no, parecen excesivamente efectistas. No obstante se cierra con un sugerente anticlímax que sirve para definir el carácter de esta clase de exploradores.

Lo Mejor: Entretiene. El anticlímax.

Lo Peor: El actor protagonista. Cierta aparatosidad en alguna escenas.

KonTiki1

3 Comments

  1. www.pontdoye.be diciembre 17, 2014
  2. Louis Vuitton Wallet Sale Online diciembre 20, 2014
  3. cheap handbags sale diciembre 23, 2014