Bolsamania

Crítica: “Juntos y Revueltos”

1

Nota: 5

Puede que no sea una pareja cinematográfica de las más conocidas, pero conviene llamar la atención sobre ellos. Drew Barrymore y Adam Sandler son dos de esos intérpretes que viven en un punto neutro de la industria. Alternan películas pobres con otras aceptables, pero nunca firman ninguna realmente mala o realmente buena. Con esa trayectoria y con sus pequeñas legiones de seguidores logran sobrevivir como “clase media” en Hollywood, pero si alguna vez han estado cerca de dar un salto de calidad en sus carreras ha sido cuando han unido sus fuerzas en la gran pantalla. Hace diez años, ambos protagonizaban la divertida y agradable “50 Primeras citas” y allá por 1998, “El Chico Ideal” se convertía en todo un éxito. Esta última cinta era dirigida por Frank Coraci, el mismo tipo que en “Juntos y Revueltos” trata de exprimir lo mejor de la pareja, pero el cóctel Barrymore-Sandler ha empezado a perder frescura.

3

“Juntos y Revueltos” se presenta como una de esas películas que tanto gusta al público americano. Tratando de repetir el éxito de “Somos los Miller” Warner apuesta nuevamente por ese humor que tan poco gusta en el viejo continente. Lo hace sin el gamberrismo del que alardeaba la cinta de Jennifer Aniston, pero en su búsqueda de una carcajada edulcorada apenas logra leves sonrisas. De hecho no son pocos los gags que nos hacen, más bien, torcer el gesto. Demasiado larga, demasiado repetitiva y sin ningún tipo de sorpresa. Así transcurre una cinta de la que no esperábamos que ganase el Festival de Cannes, pero a la que se podía exigir menos estupidez.

4

A pesar de que Frank Coraci siga empeñado en hacer comedias mediocres e insulsas, no todo falla en “Juntos y Revueltos”. Resulta que la cinta hace gala de una emotividad realmente agradable. Esta panda no nos va a hacer reír, pero si que consigue enternecernos. De ello tienen buena culpa los chispazos esporádicos que se producen entre los dos protagonistas. El que tuvo, retuvo y la química entre Drew Barrymore y Adam Sandler no ha desaparecido.

2

Os va a costar quitaros la sensación de que ya habéis visto “Juntos y Revueltos” varias decenas de veces. Eso es porque, efectivamente lo habéis hecho. En cualquier caso, la cinta no deja de ser agradable y apta para pasar un rato sin demasiadas exigencias.

Héctor Fernández Cachón