Crítica de “Tormenta” (Desenlace)

La semana pasada, Antena 3 sacó del baúl el telefim “Tormenta” y lo emplazó en la franja destinada a la máxima audiencia; las diez y media de la noche (insisto en que esto es muy tarde incluso para España, sobre todo si la cadena tiene la manía de pasar publicidad interminable justo unos pocos minutos antes de conocer el final del capítulo) de un jueves. Competía contra ‘Cuéntame’ y, la verdad, salió perdiendo. Como castigo, el desenlace de “Tormenta” quedó relegado a la madrugada del miércoles siguiente emitiéndolo más allá de las doce, una falta que considero muy grave, pues el público más interesado debería estar durmiendo a esa hora.

tormenta-antena-3

Como yo no formo parte de ese grupo y mis tendencias son vampíricas (sin llegar a brillar con el sol), pude verlo sin muchos problemas. Pasada la sorpresa inicial de ese injusto cambio de horario, llegó otra aun mejor: la segunda parte de “Tormenta” tiene muy poco que ver con la primera respecto a calidad, y aunque no soy fan acérrimo de los productos de Antena 3 o de telefilms estudiantiles, debo reconocer que pasé un buen rato.

Parto de que me había acostumbrado a las actuaciones acartonadas de la mayoría de intérpretes, así que esta vez no me chirrió tanto escuchar cómo recitaban sus escenas en vez de creérselas.

El guión de “Tormenta” pega un salto muy importante; dejamos el morbo a un lado, la cámara rápida se apaga y asistimos al desarrollo del plan de Ángela (Patricia Montero), una de las víctimas del experimento que se descontroló. El gran problema no es que el proyecto saliera mal y los jóvenes se descarriaran enseguida, sino que la directora (Patricia Vico) no quiere hacerse responsable de las consecuencias y eso, queridos, está muy, muy feo.

El símbolo de “Tormenta”

tormenta-antena-3El grupo de los parias formado curiosamente por dos superiores y dos inferiores disidentes decide que hará justicia, aunque dentro de ese mismo grupo vemos algunas desavenencia entre las dos personalidades que más chocan: Ángela, que es inteligente, taimada y calculadora, pero muy perseverante y Leo (Adam Jezierski), que es impulsivo y más que justicia, él quiere venganza. Los otros dos (la gótica y el “sosainas”) no tienen mucho que decir. Ellos van a apoyar al líder porque en todos los grupos hay alguien que lleva la voz cantante, incluso en este de los parias y eso es algo que no debemos perder de vista.

Y como grupo que son, necesitan un símbolo que los identifiquen. Los superiores tienen los suyos, los parias ya lo han encontrado. Es una runa que, entre otras cosas, significa “Tormenta” y eso es precisamente lo que se va a avecinar. Los adorables muchachos se fijan en las masacres de institutos que ha habido, afortunadamente, en otros lugares y deciden seguir ese modelo. Se arman hasta los dientes, trazan un plan para aislar el colegio y deciden llevar uniformes del terror, es decir, van todos de negro y con la cara cubierta porque es un factor psicológico indudable para causar pánico (y tienen razón).

Mientras los parias están preparando su jugada, vemos un duelo entre Ángela y la directora. Es un pulso muy igualado que solo una podrá vencer. Ángela también tiene algún que otro problema con Leo, que casi decide ir por su cuenta, e intenta mantener alejados a Alfredo y a su (ex) mejor amiga, Elia. No quiere que ellos sufran.

¿O sí? Con lo calculador que es ese personaje, es muy probable que lo haya mencionado para que ambos chicos informen uno a la directora y otro al grupo de superiores, que aun mantiene sus humos vanidosos.

En definitiva, este capítulo no tiene un encefalograma plano; tiene pocos momentos embarazosos, a decir verdad, y muchos que generan cierta tensión. Creo que está mucho más logrado que su antecesor y ha sido una lástima ver que Antea 3 decidió darle tan poca confianza su producto. Espero que por la página web y su modo salón se ganen más parias que vean el desenlace para encontrar un capítulo interesante.

No quiero hablar del final para no destriparlo, pero me ha parecido sobradamente acertado. Eso tenía que ocurrir así. Basta con decir que los parias sí se presentan el día del examen y quieren la cabeza de la directora.

Crítica “Tormenta”

11 Comments

  1. Dalila marzo 7, 2013
  2. Missis_Key marzo 7, 2013
    • Anónimo marzo 9, 2013
  3. Anónimo marzo 7, 2013
  4. Anónimo marzo 7, 2013
  5. rocksy marzo 7, 2013
  6. mari angeles marzo 8, 2013
    • Missis_Key marzo 8, 2013
  7. diana marzo 14, 2013
  8. lucya marzo 15, 2013
  9. personal trainer Capitol Hill Seattle enero 4, 2016