Bolsamania

Crítica de “Lo imposible”: el DVD de la semana

Que Estados Unidos es la gran potencia del cine mundial es indiscutible, como indiscutible es que los hermanos Lumière inventaron el cinematógrafo (por mucho que le duela a Edison). El cine hunde sus orígenes en territorio Europeo, donde uno de los grandes pioneros desarrolló los trabajos que marcaron al séptimo arte para siempre: Georges Méliès. Casi veinte años de primacía cinematográfica Europea (1895-1915) truncada para siempre por la Primera Guerra Mundial. Este momento supuso un punto de inflexión en la deriva del cine. La industria (por llamarla de alguna manera) se trasladó a América mientras individuos como Méliès se arruinaban y se perdían en el olvido. Desde entonces, la industria americana es la que marca el tempo. En el resto del mundo lo único que se ha podido hacer durante estos casi cien años es tirar de creatividad, originalidad y amor al arte que se tiene entre manos. Así han triunfado Fritz Lang, François Truffaut, Roberto Rossellini o nuestro Luis Buñuel. Pese a esto, las superproducciones y las grandes sumas de dinero han seguido siendo terreno vetado para el cine europeo. Pero en U.S.A. no contaban con que en el viejo continente hay hambre de cine. Está en nuestro ADN. Nosotros somos el cine (como diría Godard), y J.A. Bayona es de esos que no admiten un “no” por respuesta. El creía firmemente que en Europa se podían hacer superproducciones y lo ha demostrado con “Lo imposible”.

loimposible3

Con un presupuesto de poco más de 30 millones €, J.A. Bayona se embarcaba en este proyecto basado en la historia real de una familia española víctima del tsunami que destruyó parte de la costa del sudeste asiático en la navidad de 2004. El reto no era pequeño: conseguir hacer con 30 millones lo que en Estados Unidos se hace con 200. Es cierto que la inversión del filme es más que notable si se tiene en cuenta que en nuestro país no existe mercado suficiente como para rentabilizar tal cantidad, pero resulta ridícula comparada con la de otras cintas de desastres como “2012” y sus más de 200 millones. Es en este momento cuando el equipo de “Lo imposible”, enteramente español salvo los actores, pone todo el talento del cine europeo al servicio de la empresa, logrando como resultado, no solo estar a la altura (o incluso superar) visual de esas grandes cintas de desastres producidas al otro lado del Atlántico, sino superarlas con creces argumental e interpretativamente.

loimposible2

Corre el año 2004. María (Naomi Watts), Henry (Ewan McGregor) y sus tres hijos pequeños llegan a Tailandia, procedentes de Japón, para disfrutar de sus vacaciones navideñas en un paradisiaco hotel costero. Una mañana, mientras disfrutan de la piscina del recinto, un monstruoso tsunami se lleva por delante el hotel, así como cientos de kilómetros de costa del sudeste asiático. Ante tal situación, esta familia deberá intentar sobrevivir al mayores desastre natural de los últimos tiempos.

J.A. Bayona nos regala una cinta cargada de emoción y, probablemente, una de las mejores secuencias del año en los 20 minutos en que se produce el tsunami. Para ello cuenta con la complicidad de una Naomi Watts que nos lleva con maestría al corazón de la gran ola, logrando una interpretación que le ha otorgado la candidatura al Oscar a la mejor actriz principal en la Gala del próximo día 24. Del mismo modo, Ewan McGregor nos muestra registros en los que no le habíamos visto hasta ahora, encarnando a un padre que busca desesperadamente a su familia. Pero la gran revelación de la cinta es, sin duda, Tom Holland. El actor británico de solo quince años va haciéndose poco a poco con el peso de la historia, para acabar por convertirse en su protagonista.Un exceso de música (no cesa desde la media hora de cinta hasta el final), algunos diálogos excesivamente caramelizados y un ritmo que va cayendo paulatinamente son algunos de los problemas que muestra la cinta en algún momento. En todo caso, ninguno de ellos logra herir de muerte al excelente resultado final.

loimposible4

Este miércoles, día trece de febrero se lanza en DVD el mayor éxito de la historia del cine español, “Lo imposible”. Lo hace después de amasar en los cines de toda España más de 42 millones € , lo que supone la mayor cifra recaudada en nuestras salas por un producto patrio, y el segundo mejor resultado obtenido por una película en términos globales, solo por detrás de “Avatar” y sus más de 80 millones. Si a eso le añadimos que la cinta de J.A. Bayona lleva amasados otros 100 millones en el mercado internacional y que este domingo acude a la ceremonia de los premios Goya con 14 nominaciones, “Lo imposible” se convierte en nuestro DVD de la semana y, probablemente del año.

 

lo-imposible-dvd

 

 

3 comentarios