Bolsamania

Conociendo a… Michael Fassbender

De apellido alemán, pero de apariencia y corazón irlandés, Michael Fassbender es hoy un intérprete mundialmente reconocido, pero no todo ha sido coser y cantar para el brillante actor. Nacido en Alemania, Fassbender se trasladó todavía siendo un niño a Irlanda, el país natal de su madre. Mientras que su familia regentaba un restaurante, Michael tomaba la decisión de encaminar sus pasos al mundo de la interpretación. Así las cosas, Fassbender ingresaba en la prestigiosa Central School of Speech and Drama de Londres, cuna de muchos de los actores más prestigiosos de la escena británica. En 2001, una vez terminada su formación académica y con solo 24 años de edad le llegaba su primera oportunidad en la pequeña pantalla de la mano de Steven Spielberg y Tom Hanks con la aclamada miniserie bélica sobre la Segunda Guerra Mundial “Hermanos de Sangre”.

Una carrera espartana.

Tras “Hermanos de Sangre”, Fassbender seguiría trabajando en series y películas para televisión, pero sin cosechar ningún éxito destacable. Tendrían que pasar cinco años para que se le presentase el proyecto que le permitiría dar el salto al cine. El papel de Stelios, uno de los espartanos que tendrían que defender el paso de las Termópilas de las huestes de Jerjes supusieron todo un éxito de crítica y público. De la mano de Zack Snyder, Fassbender luchaba junto a su rey Leónidas y sus “hermanos” espartanos en la aclamada “300”. Desde ese momento, el actor irlandés comenzaba a hacerse un hueco en el mundo del largometraje.

fas2

Y llegó el año 2008.

Poco podía imaginarse Fassbender que el año 2008 le tenía reservadas tantas sorpresas. La llamada de un director llamado Steve McQueen para protagonizar el drama carcelario “Hunger” marcaría un antes y un después en su carrera. Los premios se sucedían gracias a una interpretación que ponía de manifiesto la capacidad interpretativa del actor. Ya era una de las revelaciones del año cuando el teléfono volvía a sonar. En esta ocasión era, ni más ni menos que Quentin Tarantino el que hablaba al otro lado del aparato. El papel de oficial británico con buen dominio del alemán en “Malditos Bastardos” suponía otro paso de gigante en su carrera. Suficiente para que los papeles le lloviesen, ya fuese en películas pequeñas como “Fish Tank” o en productos comerciales como “Centurión”.

fas3

El magnetismo de Fassbender.

Si 2008 fue el año de su despegue, 2011 fue el año en el que se transformó en estrella. “Indomable” junto a Steven Soderbergh, “X- Men: Primera generación” de Matthew Vaughn, “Un Método Peligroso” de David Cronenberg, “Jane Eyre” de Cary Fukunaga, “Prometheus” de Ridley Scott y la joya de la corona: “Shame”, de nuevo a las órdenes de Steve McQueen. En “Shame”, Fassbender se metía en la piel de Brando en un perturbador y devastador retrato de la adicción al sexo. La brutal interpretación conseguida le valía a Fassbender decenas de premios alrededor del mundo, incluidas la Copa Volpi al mejor actor en Venecia y la nominación al Globo de Oro. La mejor interpretación del año se quedaba fuera de los finalistas al Oscar en un vergonzoso alarde de conservadurismo por parte de la Academia.

Fas4

El futuro es suyo.

“12 Years a Slave” será su tercera colaboración con McQueen en una de las cintas más esperadas de este 2013. Así mismo rodará “Lawless” a las órdenes de Terrence Malick y “The Counselor” junto a Ridley Scott. Del mismo modo retomará sus papeles de “X-Men” y “Prometheus” en sendas secuelas mientras busca un hueco para “Frank” (Lenny Abrahamson), “Jane Got a Gun” (Lynne Ramsay) y la adaptación del videojuego “Assassin´s Creed”. Una agenda apretada para el gran actor del momento.

fas4

 

Un comentario