Bolsamania

El cine de tiburones vuelve a brillar en taquilla

5

Hacía muchas décadas que el cine no vivía algo así. Desde que Steven Spielberg marcase un antes y un después con “Tiburón”, los escualos pasaban ha convertirse en pieza imprescindible del cine. Muchas eran las apuestas que se realizaban durante estos 46 años, pero solo “Deep Blue Sea” (1999) lograba cierto éxito comercial.

Mucho ha llovido desde aquellos días en los que Roy Scheider, Richard Dreyfuss y Robert Shaw decidían salir a la caza del temible tiburón blanco, pero ninguna producción había sido capaz de ganarse un hueco importante durante todo este tiempo. Eso, hasta la llegada de nuestro Jaume Collet-Serra y su “Infierno Azul”.

Nancy (Blake Lively) es una joven que trata de superar la pérdida de su madre. Un día está haciendo surf en una playa solitaria cuando se queda atrapada en un islote a apenas unos metros de la costa y, aunque está a solo 100 metros de la salvación, para alcanzarla tendrá que tirar de todos sus recursos y su voluntad, pues un enorme tiburón blanco se interpone entre ella y la costa.

6

Con ese argumento, el director español ha conseguido ya conquistar al público americano. Tras hacerse con el favor de la prensa especializada (ni más ni menos que un 75% de críticas positivas en Rottentomatoes), la película lleva unos 40 millones de dólares acumulados durante sus dos primeras semanas en la taquilla americana. La cifra es más que destacable, teniendo en cuenta que el coste de la producción ha rondado los 17 millones.

Con una larga vida todavía en suelo americano y pendiente de su estreno en el resto del mundo, “Infierno Azul” promete convertirse en una de las más gratas sorpresas del año. En España ya esperamos ansiosos su aterrizaje en carteleras el próximo 15 de julio.