Bolsamania

El brillante cine español dentro del horrible 2016 para el cine mundial

8

Pese al cambio de tendencia final, este 2016 pasará a la historia como uno de los años más pobres en cuanto a la colecta de grandes película. A estas alturas, muy pocos son los proyectos reseñables o memorables en lo referido a la cinematografía mundial, pero el cine español juega a otro ritmo bien distinto.

¿Cómo configuramos la lista de candidatas al Goya con semejante lista? Pongámonos a contar maravillas. A lo largo de los últimos meses, lo que nos hemos encontrado en nuestras carteleras son cintas del calibre de “El olivo”, “Kiki, el amor se hace”, “Julieta”, “Tarde para la ira”, “El hombre de las mil caras”, ” Un monstruo viene a verme” o “Que Dios nos perdone”… Cada una de ellas podría ser digna ganadora de cualquiera de las ediciones de los Goya de los últimos años.

Realmente, toca empezar a rendirse ante las propuestas de la industria patria. En un tiempo marcado por la falta de originalidad y ante la epidemia de remakes/reboots/secuelas, el cine español sigue demostrando que el talento fluye a raudales. Gente como Icíar Bollaín, Pedro Almodóvar, Alberto Rodríguez o J.A. Bayona siguen a un nivel impresionante, mientras Paco León, Raul Arévalo o Rodrigo Sorogoyen garantizan el futuro de un cine que sigue ganándose el respeto del mundo. Apostemos por el cine español.