Bolsamania

“Big Little Lies”, la joya televisiva de la que no se está hablando lo suficiente

Esta es la historia de un público despistado. El grueso de los amantes del cine y la televisión desconocían que existiese un tipo llamado Jean-Marc Vallée. Puede que a algunos les sonase, pero jamás generaba el respeto merecido. Efectivamente, el primer gran error que cometía el público en nuestra historia era el de pasar por alto que el nuevo tipo por el que apostaba la HBO era el responsable de C.R.A.Z.Y., Café de Floré, Dallas Buyers Club, Alma Salvaje o Demolición. Ahí es nada…

Pero la nuestra es una historia en la que los despistes se suceden, ya que el público también atendía al ruido generado por otras series mientras que la HBO anunciaba la adaptación de la novela de Liane Moriarte, Big Little Lies.

Sin embargo, el colmo de los colmos de esta historia cargada de despistes no era otro que el de olvidar que Reese Witherpoon, Nicole Kidman, Shailene Woodley, Alexander Skarsgard, Laura Dern o Zoë Kravitz de ponían a las órdenes del descomunal director en una serie con pintaza. Y es que, más allá de los titulares generados por su asombroso reparto, Big Little Lies llegaba a nuestros hogares el pasado mes de febrero sin que se hablase lo suficiente de ella.

Queridos amigos, la realidad es que la miniserie de 7 capítulos es una joya de gran nivel. De hecho, sin desmerecer a la apuesta de Netflix, estamos ante una ficción que le da mil vueltas a ese fenómeno llamado Por 13 razones. Y es que Big Little Lies es atronadoramente inteligente en cada paso que da. A una trama de lo más interesante se van adhiriendo desarrollos de personajes y situaciones hasta configurar un todo poderoso. Si a eso le añadimos la descomunal dirección de actores de Vallée, el resultado no podría ser otro que la gran ficción televisiva de los últimos meses.

Big Little Lies gira alrededor de tres madres (Madeline, Celeste y Jane) cuyas vidas, aparentemente perfectas, se ven sorprendidas por un asesinato durante un evento para recaudar fondos del colegio de primaria. Celeste (Nicole Kidman) es una mujer con una vida familiar perfecta y un esposo ejemplar. Sin embargo, luchará por conseguir algo que le quita el sueño todas las noches. Madeline (Reese Witherspoon) es una madre atrevida, divertida, pero tendrá que soportar que su exmarido y su actual mujer vivan en la misma ciudad que ella. Por su parte, Jane (Shailene Woodley), una madre soltera y su llegada a la nueva ciudad no será todo lo placentera que pudiera imaginar. 

Un comentario