Bolsamania

Banda Sonora: “El cuervo”

The-Crow

Pudiera parecer que tenemos una cierta fijación con Alex Proyas. Es la tercera vez que nos referimos a una de sus películas. Tras meternos un poco con él con Señales del futuro y reivindicarle otro poco con Dark City, toca hablar de El Cuervo. Pero en esta ocasión vamos a dejarle en paz y centrarnos en la poderosa banda sonora de aquella cinta de mediados de los 90. Y es que The Crow, entre otras cosas, fue capaz de juntar en un mismo CD a bandas como The Cure, Nine Inch Nails (de los que ya hablamos en relación a Carretera Perdida), Stone Temple Pilots, Rage Against the Machine (antes de explotar en Europa), Pantera o Jesus and Mary Chain (presentes en Lost in Translation)…

Como mucho sabréis, esta película está rodeada de un halo de tragedia ya que su protagonista, Brandon Lee, murió poco antes de terminar el rodaje en circunstancias un tanto extrañas. El hijo de Bruce Lee, de apenas 28 años, iba a completar con aquella cinta su primer papel como protagonista absoluto. Una historia que le venía como anillo al dedo y que, a buen seguro, le hubiese deparado buenos papeles en el futuro. No pudo ser y al igual que su padre, murió demasiado pronto. Sin ni tan siquiera, en su caso, saborear la mieles del éxito.

La muerte de Lee dio el empujón definitivo a una película que rápidamente se convirtió en mítica. Su universo lúgubre, la estética de cómic y la buena dirección de Proyas facilitaron el éxito de una cinta dirigida al público juvenil. No se trata de ninguna obra maestra, ni mucho menos, pero es un hecho que es una obra diferente y especial, sobre todo para aquella generación que a mediados de los 90 comenzaba a ver cine, salir y escuchar música.

En pleno auge del grunge, la banda sonora de The Crow se desmarcaba del fenómeno Nirvana con bandas de rock duro, metal industrial, hardcore, rap-metal y algo de distorsión británica. Solo Stone Temple Pilots representaba al grunge más ortodoxo. La banda sonora escondía además joyas de grupos muy olvidados como Helmet, que prefiguró estilos como el nu-metal, ampliamente destrozado después por numerosas bandas.

Así pues, The Crow llegó de la mano de una banda sonora espectacular que servía de sintonía a una película muy especial.