Bolsamania

Así se consigue que tu blockbuster resulte un auténtico horror

26

Hay cosas difíciles de explicar. Cuando uno se pone tras las cámaras, las cosas pueden salir mejor o peor. Nadie tiene la fórmula del éxito. Pero lo que está claro es que, muchas veces, uno compra todas las papeletas para liarla parda.

Sony no pasa pos su mejor momento. Pese a que James Bond volvía a irrumpir en escena para ayudar a salvar el curso, lo cierto es que la compañía parece encadenar un patinazo tras otro. De hecho, lo que sorprende es que se presten a trabajos tan inclasificables como “La quinta Ola”.

La película que trataba de presentarse como el principio de una exitosa saga adolescente ha conseguido que “Crepúsculo” parezca “Ciudadano Kane”. Un reparto liderado por actores de la talla de Chloë Grace Moretz, Liev Schreiber y Maria Bello se presentaba en las salas con una propuesta que no sonaba nada mal. La supervivencia ante un ataque extraterrestre dividido en varias “olas” parecía tener cierto atractivo. Nada más lejos de la realidad, ya que el suspense es un término ajeno a un filme que, en el mejor de los casos, puede arrancar algunas risas.

27

Torpes construcciones, lugares comunes por doquier, personajes lamentables y un montaje atropellado podrían ser los peores elementos de “La quinta Ola”, pero eso sería una impresionante muestra de benevolencia. Nada funciona en una película que, a los quince minutos, ya ha arrasado con la humanidad. Lo que podría haberse convertido en un primer acto sensacional, queda reducido a una amalgama de secuencias que no dan tiempo ni a asimilar lo que estamos viendo. Algo parecido ocurre con un clímax que parece ser el resultado de descartar nueve de cada diez planos rodados para que no se alargue la cosa.

Dicho esto, “La quinta ola” parece que irá a parar al limbo de las sagas que murieron en su primera entrega. Esta es una circunstancia que hemos sufrido en muchas otras ocasiones, pero la diferencia radica en que, en esta ocasión, lo que pueda ocurrirle a los personajes nos la trae al pairo.

Un comentario