Bolsamania

Así de impresionante fue la pérdida de 23 kilos que Adam Driver se marcó para Silencio

28

Los atractivos de Silencio empiezan a resultar incontables. La nueva película de Martin Scorsese llegará a las pantallas españolas el próximo 5 de enero después de haber logrado el aplauso unánime entre la crítica americana. De hecho, la temporada de premios ya ha comenzado a dar muestras de que el filme tiene muchas opciones de alzarse con el Oscar en la ceremonia de entrega de los Premios de la Academia.

Como era de esperar, todos y cada uno de los actores del filme se ha entregado en cuerpo y alma ante uno de esos proyectos que suelen resultar oportunidades inmensas para cualquier carrera. Si no, que le pregunten a Adam Driver.

El Kylo Ren de la nueva trilogía de Star Wars acompaña a Andrew Garfield y Liam Neeson para dar vida a uno de los jesuitas que se plantan el el Japón del siglo XVII para pasarlas canutas. El papel exigía una pérdida de peso importante por parte de Driver, lo que se traduciría en 14 kilos menos antes de la filmación y otros 9 durante el rodaje para un total de 23 kilos.

29

“Tenía que interpretar a un misionero jesuita del siglo XVII que pasa hambre y es golpeado. Fue una de las cosas más difíciles que he tenido que hacer, porque suponía un gran sacrificio físico. A veces, en determinadas escenas, sólo me quedaban energías suficientes como para aparecer escuchando y responder. Además, cada noche me levantaba tres veces para ir al baño por culpa de las pastillas de agua que tomaba para perder peso”, declaraba Adam Driver en una entrevista para The Telegraph. Además, el intérprete compartía las sensaciones del momento en el que pudo volver a su dieta normal. “Con la primera cucharada de mantequilla de cacahuete que me tomé, noté literalmente cómo mi cerebro volvía a encenderse. ¡De repente era capaz de volver a pensar!”

Todo un fenómeno este Adam Driver.