Bolsamania

Así ha quedado la doble de “Resident Evil” que ha demandado a la película tras su terrible accidente

Han pasado cuatro años, pero sus secuelas serán para siempre. Cuando vamos al cine, se nos olvida que gracias a gente como los dobles podemos disfrutar de secuencias más que asombrosas. Estos especialistas asumen riesgos impresionantes con el objetivo de hacer más real lo que vemos en pantalla, pero hay veces que las cosas no salen bien…

Su nombre es Olivia Jackson. En el año 2015, la especialista se plantaba en el set de Resident Evil: El Capítulo Final tras demostrar su increíble talento en Mad Max: Furia en la carretera, Guardianes de la Galaxia o Star Wars.. Lo que iba a hacer allí era conducir una moto a toda velocidad, siendo Alice durante unos instantes. En la escena, la doble de Milla Jovovich debía llevar el vehículo mientras una cámara pasaba por encima de su cabeza, grabando el momento. Sin embargo, un fallo provocaba que dicha cámara le golpease en la cabeza, provocando el terrible accidente.

Media cara destrozada, un pulmón perforado, un derrame cerebral, varios huesos rotos y el brazo izquierdo amputado. Ese era el balance final de un accidente que, cuando han transcurrido cuatro años, deja marcas patentes en el cuerpo de Olivia Jackson. Ahora, la mujer ha decidido demandar a los productores. Pide el pago de 33.000 dólares para costear las 10 intervenciones quirúrgicas a las que ha tenido que someterse. No quiere un cantidad económica desorbitada, sino lo justo para la compensación de sus costes médicos. Jackson se dirige directamente a Paul Anderson y Jeremy Bolt, dos tipos que considera que se desentendieron completamente de ella en una situación terrible y que nunca se ofrecieron a pagar los gastos médicos.

Sea como fuere, esta es hoy Olivia Jackson después del calvario vivido.

3 comentarios

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.