Bolsamania

Aparta la vista: Las 8 escenas más duras del cine (Parte 2)

 

4. Anticristo (Lars Von Trier, 2009): Aqui nos encontramos con uno de esos tipos con notable facilidad para causarnos malestar. Lo que pasa es que, la secuencia que nos ofrece Charlotte Gainsbourg y su personaje en Anticristo se llevan la palma. El viaje a los infiernos de esta mujer destruida por la pérdida termina con ese instante en el que se hace con unas tijeras oxidadas y se amputa el clítoris. Brutal.

 

3. Martyrs (Pascal Laugier, 2008): En Francia, a comienzos de 1970, Lucie, una niña desaparecida un año antes, es vista mientras camina por una carretera. Se encuentra en estado catatónico y es incapaz de contar nada de lo que le ha sucedido. La policía no tardará en hallar el lugar donde ha estado prisionera: un antiguo matadero. Todo es duro en el filme, pero la secuencia del cuerpo desollado que todavía está vivo se lleva la palma.

 

2.Un Perro Andaluz (Luis Buñuel, 1929): Un cuarto de hora puede dar para mucho y si no, que se lo pregunten a Luis Buñuel. Ese fue el tiempo que necesitó para dejarnos el corte del ojo con la cuchilla de afeitar. Una escena que, por mil años que pasen, siempre será capaz de atormentar a quien se enfrente a ella.

 

1. American History X (Tony Kaye, 1998): La primera de nuestra lista es, como no podría ser de otra forma la escena en la que ese neonazi al que magistralmente da vida Edward Norton, sale de su casa en medio de la noche ante la irrupción de unos chicos de color con los que tenía problemas. Tras herir a uno de ellos, lo arrastra hasta el bordillo de la acera, le ordena colocar la boca y… Todavía nos cuesta mirar.

 

(Parte 1)