Bolsamania

“Alien 3” , la película decepcionante que se convierte en obra maestra en su Director´s Cut

Pocas veces el terror y el suspense se han mezclado con tanto acierto y armonía. La tensión logra agarrotar cada músculo de nuestro cuerpo mientras caminamos entre el metal, cables y humo de los pasillos de la nave. Cada pequeño ruido es como un mazazo en nuestros maltrechos nervios y decadente aplomo. Y en medio de todo esa oscuridad, se alza la figura brillante de la suboficial Ripley, una Sigourney Weaver que construye a una heroína que perdurará para siempre en nuestras retinas. Si a esto añadimos que Ian Holm, John Hurt o Tom Skerritt secundan brillantemente a la protagonista, llegamos a la conclusión definitiva de que Alien, el octavo pasajero no es solo una de las mejores cintas de terror de la historia, sino una de las más grandes obras en general, independientemente del género.

Han pasado casi cuatro décadas desde la primera aparición del célebre Xenomorfo en pantalla, pero su figura no ha hecho más que crecer durante todo este tiempo. Muchas han sido sus aventuras cinematográficas desde entonces, pero solo la sensacional Aliens, el regreso ha hecho honor a tan emblemático personaje. Por el contrario, Alien 3 y Alien resurrección nunca han contado con el cariño del público.

Efectivamente, la tercera entrega de la saga Alien es una de las cintas más curiosas de la historia. Y es que la versión que pudo verse en los cines resultaba bastante decepcionante. Por contra, el Director´s Cut del filme resulta una auténtica maravilla. Más tensión, más ritmo y más suspense. Parece que las exigencias de acortar metraje provocaron que nuestro adorado David Fincher se viese obligado a prescindir de una parte de la película que habría convertido todo en brutal.

Alien 3 siempre tendrá mala fama, pero todo fan de la saga debería ver la versión que siempre quiso estrenar David Fincher para disfrutar de lo lindo. Brutal

Un comentario

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.