Bolsamania

“Aliados”, la denostada obra maestra de Robert Zemeckis

Increíble que no arrasase. Allá por 2016, Aliados se presentaba como una de las grandes películas del año. No era para menos, ya que la pareja de protagonistas formada por Brad Pitt y Marion Cotillard resultaba todo un reclamo. Si a ello le añadíamos una historia romántica en mitad de la Segunda Guerra Mundial y un director del calibre de Robert Zemeckis (Regreso al FuturoForrest Gump), el filme partía como una seria candidata para la próxima edición de los Oscar. Nadie podía imaginarse que el público fuese a darle la espalda de semejante forma.

Con 85 millones de dólares en gastos de producción y otros 50 en publicidad y distribución, Aliados necesitaba una recaudación final de 135 millones sólo para cubrir gastos. Lejos de eso, la película terminaba su andadura por debajo de los 120 millones. Horribles datos y una injusta condena al olvido para un filme realmente brillante.

Año 1942 en el protectorado francés de Marruecos, durante la Segunda Guerra Mundial. Max (Brad Pitt) es un espía canadiense del bando aliado que llega a Casablanca y se hace pasar por marido de Marianne (Marion Cotillard), una francesa miembro de la resistencia con buenas relaciones con el régimen de Vichy. Ambos deberán cumplir una peligrosa misión en el norte de África por órdenes de Londres.

Drama, romance, tensión y una puesta en escena brillante. Todo funcionaba a lo grande en una película que se estrellaba. ¿Por qué? Pues por cuestiones ajenas al cine. Por aquellos días, muchos hablaban de que el divorcio entre Angelina Jolie y Brad Pitt habría sido determinante en el fracaso. Los rumores de affaire entre el actor y Marion Cotillard salpicaban a la película, lo que no habría gustado demasiado entre muchos sectores del público. Actrices como Meg Ryan saben muy bien lo que significa que el público te sentencie después de protagonizar un escándalo personal y romper una pareja de referencia (inició una relación sentimental con Russell Crowe en el rodaje de Prueba de vida cuando estaba casada con Dennis Quaid).

Así, pese a que la supuesta relación entre Pitt y Cotillard nunca salió terreno de los rumores infundados, la genial Aliados terminó por pagar el pato.

Un comentario