Bolsamania

Actriz sexy busca hueco entre las grandes de la interpretación

20

No le bastaba con ser una de las intérpretes más sexys del planeta, que ahora ha decidido demostrar que hay buenas dosis de talento detrás de esa cara bonita. Las pantallas de todo el mundo ya han descubierto con El Secreto de Adaline, Infierno azul o Cafe Society que hay mucho más que belleza en esta mujer. Ella es Blake Lively.

El punto de giro no era otro que El Secreto de Adaline. A El filme llegaba con una plantilla de secundarios de lo más atractiva, entre los que no faltaban Harrison Ford, Ellen Burstyn o Michiel Huisman, pero con una protagonista que sembraba dudas.

Hace ya ocho años, la actriz saltaba a la fama gracias a su papel en la serie de televisión, Gossip Girl. La presentación en sociedad de Lively nos enseñaba a una jovencita con cierto imán para la cámara. El problema es que su sensacional atractivo se convertía en un escollo para la actriz a la hora de demostrar sus dotes interpretativas. Mucho tenía que esperar hasta lograr un papel con el que tuviese que asumir el peso de un filme. Así aparecía ante ella El Secreto de Adaline, la historia de una mujer que, tras sufrir un extraño accidente con 29 años, deja de envejecer.

21

La película podía quedarse corta en muchos de sus pasajes y probablemente no asumiese los riesgos necesarios, pero la contenida interpretación de una perfecta Blake Lively irrumpía como un soplo de aire fresco. Tanto es así, que su mera presencia se convertía en lo mejor de una producción nada despreciable. Era el pistoletazo de salida para asumir el peso de la genial Infierno Azul o para colocarse a la altura de una retahíla de grandes actores en Cafe Society.

Si, es sexy. Pero tiene mucho más. Hagan hueco a Blake Lively, porque ha decidido venir para quedarse.