A Brendan Fraser se le empieza a poner cara de Oscar

Era el año 2008. Darren Aronofsky, uno de los directores con más talento de la industria, se acaba de la manga una película titulada El luchador. La misma no se volvía a una vieja estrella del cine como Mickey Rourke, tras años desaparecido. El resultado era una remontada en su carrera espectacular, hasta el punto Rourke de que a las puertas del Oscar con un papel memorable. Algo que podría suceder de nuevo con Brendan Fraser en The Whale.

El próximo Festival de Venecia podría ser el primer paso de un camino lleno de éxitos. Ahí será la puesta de largo de la película. En la misma, Charlie, un profesor de Literatura online que pesa 270 kilos y vive encerrado en su apartamento. Un papel para el que, como el lógico, Brendan Fraser no ha engordado casi 200 kilos. En cualquier caso, es de esos trabajos que gustan a la Academia, por lo que su nombre ya se ha colado entre los posibles candidatos a aspirar al premio

La industria del cine no entiende de clemencia. El mítico George de la Jungla lo tenía todo para reventar taquillas. Tanto en comedia como en acción y aventuras, Fraser cosechaba un éxito tras otro. Al diablo con el diablo y la saga de La Momia aupaban a lo más alto a un actor que se iba al garete de la noche a la mañana. Brendan Fraser veía como su estrella dejaba de brillar por diversas razones. Una estrella que podría volver a relucir como nunca muy pronto.

Responder