Bolsamania

8 sagas adolescentes canceladas sin un final (Parte II)

 

5. Divergente: Esto ha sido un palo en toda regla. Cuando estás ante una saga de cuatro películas y se cancela en la tercera, lo cierto es que motivos sobran para enfadarse. Los pobres resultados económicos de Leal provocaban que los responsables de la película decidiesen poner punto y final en la gran pantalla. Parece que la última entrega podría llegar en forma de película para televisión, pero siempre sin sus principales protagonistas.

 

6. Soy el número 4: Un adolescente con superpoderes parece la base lógica para empezar a hablar de un éxito de taquilla. ¿Qué falló entonces en “Soy el número cuatro”? Todo lo demás. Pese a ser el principio de lo que se suponía como una larga historia, nunca sabremos lo que le ocurre a sus protagonistas en pasajes posteriores. Su desastre en taquilla lo hace poco recomendable. Al menos tenemos las novelas de Pittacus Lore si la curiosidad es mucha.

7. El juego de Ender: Toda una pena lo que ocurrió con la adaptación de la obra de Orson Scott Card. con un material de partida sensacional, hay que decir que la cinta nos estaba pero que nada mal. En este caso, puede que el público percibiese el proyecto como uno más dentro de esa larga lista de irrelevantes filmes adolescentes y que la tendencia de n tiempo en el que estas películas no triunfaban terminase por arrastrarla al abismo.

8. La quinta ola: Estamos ante la última apuesta fallida de este tipo de películas y, probablemente, ante la peor. En este caso conviene congratularse ante la cancelación de una saga que no merecía mejor suerte. Horrible adaptación de la novela de Rick Yancey en la que nada podían hacer Chloë Grace Moretz o Maria Bello para salvar el asunto. Ni la crítica, ni el público tuvieron piedad alguna ante tal desastre.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.