Bolsamania

8 plagios de cine (Parte I)

13

Desde que que existe el arte en todas sus manifestaciones, existe el plagio. Los “copistas” son una de las especies más prolíficas en toda disciplina artística, y el cine no es una excepción. Desde sus primeros pasos, el séptimo arte ha estado plagado de individuos que se han inspirado en las obras de otros, en el mejor de los casos. En el peor, auténticos plagios han irrumpido en nuestras pantallas e incluso han logrado un mayor reconocimiento que las obras originales. En un punto intermedio se sitúan estas ocho películas que hoy reclaman nuestra atención. ¿Inspiración o plagio? En tus manos lo dejamos.

 

8. Kill Bill: Lo realmente bonito de Quentin Tarantino es que siempre ha reconocido las influencias y, cuando ha copiado, lo ha hecho con todas las de la ley. Si no, atentos al refrito que el director se marca en “Kill Bill” a base de películas de Bruces Lee, obras del animé y filmes de artes marciales. Puede que aquí se le fuese un poco la mano cogiendo “referencias”.

 

 

7. Matrix: Otros que han sabido beber del animé hasta lo excesivo son los hermanos Wachowski. Pese al paso de los años, todavía hay un importante grupo de fans de Ghost in The Shell que se ríen al oir hablar de lo original que es la historia de Neo y compañía. La verdad es que si nos atenemos a las imágenes, la cosa canta un poquito.

 

 

6. Serpientes en el Tren: Casi os vamos a dejar deducir a vosotros solo la cinta que se plagia en esta ocasión. Efectivamente, mis audaces amigos. “Serpientes en el Avión” tiene también su versión ferroviaría. Un filme en el que no se esforzaron mucho por disimular, ya que la estrenaron meses después que la película de Samuel L. Jackson.

 

 

5. Ratatoing: Esto es un plagio de manual. Todos recordamos la sensacional cinta de Pixar, “Ratatouille”. La cinta de la rata cocinera encuentra su versión brasileña en “Ratatoing”. Efectivamente, otro ratón con dotes culinarias, pero perdido en una animación que no puede ser más cutre.