Bolsamania

7 actores que se han sacrificado por amor al arte

¿Cuál es la diferencia entre un actor bueno y un actor supremo? ¿Dónde está el límite que separa la actuación loable de la brillante? No podemos detenernos a divagar sobre eso porque probablemente no llegaríamos a ningún acuerdo, así que, mientras lo pensamos, compartiré con vosotros, mis queridos y ávidos lectores, siete nombres de estrellas conocidas que han sufrido algún que otro percance para que su actuación nos llegara al corazón sin que nosotros sepamos si quiera que se han sacrificado.

Steve Carell – “Virgen a los 40”

Conocemos a este actor por su vena cómica, aunque para algunos esto pueda ser discutible y no vean gracia alguna en la exagerada gesticulación de Carell. El caso es que quizás ignoréis su faceta masoquista: decidió acometer la escena de la depilación sin ningún tipo de anestésico. Más tarde, en algún lado confesó que se arrepintió de eso. Además, eligieron a la esteticién más por cómo quedaba en pantalla que por sus conocimientos de belleza masculina y éste es el resultado:

Charlize Theron – “Blancanieves y la Leyenda del Cazador”

Aunque parezca difícil de creer, esta actriz se desgarró unos músculos del estómago cuando estaba gritando con intensidad durante una escena del rodaje. No sé muy bien cómo puede ocurrir eso, así que… he intentado oírlo de ella misma, quien también se ha quedado muy sorprendida. Lo comenta en esta entrevista en inglés:

Mickey Rourke – “El Luchador”

Para hacer más dramáticos los efectos del combate, el señor Rourke decidió cortarse la frente con una cuchilla durante una de las escenas. El director tenía preparada una prótesis para que pudiera fingirlo, pero Rourke encontró que sería más realista si lo hacía de esa manera. Si habéis visto “El Luchador”, ¿me podéis decir si lo habéis notado o el pobre lo hizo para nada?

wrestler2

Leonardo Dicaprio – “Django Desencadenado”

La sangre que se aprecia en la mano de Leonardo Dicaprio es real y, en efecto, toca con ella la cabeza de la actriz, que estaría entre asqueada e impresionada. El mérito suele llevárselo él por haber aguantado el dolor y hacer la escena del tirón, pero, ¿qué hay de Kerry Washignton? Espero que se haya ganado algo más que un aplauso por parte del equipo.

Ellen Sandweiss – “Posesión infernal”

La actriz se dejó los pies en la escena que aparece corriendo por el bosque. Lo repitió tantas veces, que se hizo heridas en los pies. Lo más curioso es que solo se dieron cuenta cuando empezaron a recoger el set. O la chica se tomó algo para estar inspirada o tiene unas plantas que ni un faquir.

Daniel Day-Lewis – “Mi pie izquierdo”

Este tipo lleva la actuación a límites que rozan la cordura, aunque no por nada iba a ser ganador de tres premios Oscar con cinco nominaciones. El primero se lo concedieron por “Mi pie izquierdo”, y es que se esforzó mucho por darlo todo en su papel: pasó sentado en una silla de ruedas la mayor parte del tiempo y esto le produjo lesiones en la espalda y dos costillas, además quería que el equipo le alimentara con una cuchara y lo transportaran a todas partes como si realmente estuviera paralizado.

myleftfoot1

Viggo Mortensen – “El Señor de los Anillos: Las dos Torres”

Cuando Aragorn patea el yelmo por la frustración que le da no poder salvar a los dos medianos, sus gritos no son en absoluto de lástima, pues proceden más de Mortensen que del montaraz: dio tal patada que se rompió los dedos de los pies.

9 comentarios