5 muertes de animales en el cine que nos traumatizaron

 

Por alguna extraña razón, el hecho de apostar por un animal en la trama principal de la película nos provoca una empatía automática. Los directores saben que la sensibilidad del público se dispara ante la inocencia e incondicional lealtad de tan cariñosos amigos, de forma que la utilizan para dejarnos hechos un guiñapo. La cosa es que a alguno de ellos se les fue de las manos, dejándonos sumidos en un mar de lágrimas al terminar la película. Si no, atentos a estas cinco muertes de animales en el cine que nos traumatizaron.

 

5. Sam (Soy Leyenda): La única compañía de Will Smith es un pastor alemán que le ha acompañado desde cachorro en esta especie de apocalipsis zombi-vampírico. Cuando llega el momento de sacrificarlo para que no sufra, el nudo en el estómago está servido.

1

4. Hedwig (Harry Potter): Después de todo lo pasado juntos, la muerte de nuestra queridísima lechuza nos pilla por sorpresa. Todavía nos es difícil recordar al bueno de Harry sin la jaula de su fiel lechuza.

2

3. Mufasa (El Rey León): A Disney siempre le ha gustado hacer que los niños asuman la muerte cuanto antes. Para eso ha sacrificado a varios de sus emblemáticos animalillos de película, pero la muerte de Mufasa con el pobre Simba intentando hacer que se levante nos deja hundidos.

3

2. Artax (La Historia Interminable): Al loro con esta, que ha traumatizado a varias generaciones. La trágica muerte del caballo Artax en las arenas movedizas es bastante cruel. Pero si tenemos en cuenta que el caballo murió realmente por un fallo técnico en el rodaje, más todavía.

4

1. Marley (Una pareja de tres): La gran trampa que nos tiende esta película es ya legendaria. Crees que vas a ver una divertida comedia romántica y acabas sufriendo el declive de un precioso perro labrador hasta su muerte. Un servidor nunca estuvo en una sala de cine con tantas lágrimas.

5

3 Comments

  1. Maite octubre 6, 2016
  2. Celade abril 19, 2020
    • artyom octubre 7, 2021