Bolsamania

16 películas de terror que te destruirán tu ánimo (Parte II)

 

12. Los extraños (2008): Kristen McKay (Liv Tyler) y James Hoyt (Scott Speedman) habían decidido pasar una noche especial en la aislada segunda residencia de la familia Hoyt. Al regresar a casa después de asistir a la boda de una amiga, el mundo de la pareja se derrumba cuando alguien llama a la puerta a las 4 de la mañana y pregunta: “¿Está Tamara?”. La casi hora y media que tenemos que convivir con la escalofriante visita no es de las que se olvidan con facilidad.

56

 

11. [·REC] (2007): Cada noche, Ángela (Manuela Velasco), una joven reportera de una televisión local, sigue con su cámara a un grupo profesional distinto. Esta noche le toca entrevistar a los bomberos y tiene la secreta esperanza de poder asistir en directo a un impactante incendio. Pero la noche transcurre tranquilamente. Y cuando, por fin, reciben la llamada de una anciana que se ha quedado encerrada en su casa, no le queda otro remedio que seguirlos durante la misión de rescate. En el edificio donde vive la anciana, los vecinos están muy asustados. La mujer, encerrada en su piso, lanza unos gritos desgarradores… Es sólo el comienzo de una larga pesadilla y de un dramático reportaje único en el mundo.

59

10. Los ojos sin rostro (1960): En París, un brillante y desquiciado cirujano rapta chicas con el fin de utilizar su piel para reconstruir la belleza de su hija, destrozada por un trágico accidente del que él se siente culpable. Es curioso como pueden alcanzarse momentos de absoluta poesía mezclados con un clima capaz de menoscabar el ánimo de cualquiera. Tan maravillosa, como cruda.

57

9. Repulsión (1965): Carol Ledoux es una bella y reprimida joven belga que vive con su hermana Helen en un apartamento de Londres. Carol experimenta sentimientos simultáneos y contradictorios de atracción y repulsión hacia los hombres; por eso para ella resulta tan incómoda la relación que mantiene su hermana con un hombre casado. Cuando la pareja se marcha de vacaciones, Carol comienza a tener alucinaciones y su mente se desquicia. Por cortesía del enorme Roman Polanski se presenta en nuestra lista un filme que se convierte un una carrera sin fin hacia el desánimo.

58

(Parte I)