El conseller catalán de Interior niega cualquier "injerencia política ni partidista" del Govern a los Mossos

Europa Press | 09 oct, 2019 19:17

BARCELONA, 9 (EUROPA PRESS)

El conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha insistido este miércoles en que "no hay ninguna injerencia política ni partidista" a los Mossos d'Esquadra ni por parte del Govern ni de su presidente, Quim Torra.

"Respetamos a los cuerpos policiales y sus jerarquías y decisiones", ha resaltado Buch al ser interpelado en el pleno del Parlament por la diputada del PP Esperanza García, que ha sostenido que los hechos demuestran lo contrario.

La diputada ha defendido que, de cara a posibles movilizaciones con la publicación de la sentencia del juicio del 1-O, los Mossos deben garantizar el derecho a manifestación, pero también los derechos de quienes no quieran participar en ellas, ante lo que Buch ha dicho que al PP le gustan las "sociedades anestesiadas".

"Es un derecho fundamental que un ciudadano se pueda manifestar" que la policía debe proteger, ha agregado el conseller, que ha defendido sociedades despiertas que protesten, ante lo que García ha replicado que desde el PP son respetuosos con las manifestaciones y los movimientos sociales.

Ha pedido que no se permita que el ejercicio de este derecho fundamental pise los derechos de quienes no se quieren manifestar, teniendo en cuenta que el derecho a manifestación y al activismo ha llevado a "hacer prácticas con precursores de explosivos".

García ha reprochado a Buch que asegure que los Mossos están preparados para cualquier escenario cuando debería preparar un operativo que proteja la libertad de todos los catalanes, según ella, ante lo que Buch ha remarcado que su obligación es pedir la preparación precisamente ante cualquier escenario.

García ha criticado que Buch sostuviera que la percepción de inseguridad está provocada en parte por la presencia de 'top manta' y los cambios en la dirección de Mossos, tras la dimisión de su exdirector Andreu Martínez: "Se suceden los nombres y aumenta la intranquilidad en el cuerpo".

La popular ha expresado su apoyo a los periodistas que han protestado este mismo miércoles en el Parlament contra agresiones al colectivo en manifestaciones, ante lo que Buch ha exigido no utilizar "ilícitamente" la protesta, porque no iba dirigida a independentistas o no independentistas, ha destacado.

García ha acusado a Buch de negarse a mejorar la coordinación entre cuerpos policiales por sectarismo ideológico, según ella, que ha dicho que a los ciudadanos no les importa "el color o el distintivo" del uniforme policial cuando se sienten más seguros.

DEBATE CON CS

En un debate posterior, el diputado de Cs Nacho Martín Blanco ha asegurado que los Mossos trabajan en ocasiones con presiones políticas y ha pedido al Govern que explique si está dispuesto a desobedecer e incluso a abrir "las prisiones para sus amigos golpistas".

Buch ha acusado a Cs de explicar mentiras y ha dicho que lo que molesta al partido naranja es que se hable catalán, que Catalunya tenga policía propia y medios de comunicación públicos plurales: "Nacieron para tumbarlo. A día de hoy tienen representación, pero no es suficiente para cargarse lo que este país durante muchos años ha construido".

Martín Blanco ha tachado de absolutamente ridículo decir que a Cs le molesta que se hable catalán: "No tiene ninguna base, es absolutamente contradictorio con la realidad. Ustedes sí que tienen antiespañolismo y quieren acabar con el bilingüismo", y ha atribuido a Buch planteamientos que ve basados en el supremacismo, la xenofobia y el racismo.