Cuidado con lo que se desea

Jesús Sánchez-Quiñones, director general de Renta 4 Banco

CapitalBolsa
Capitalbolsa | 17 may, 2019 19:45 - Actualizado: 10:05
brokermito

El BCE justifica su política de tipos negativos y liquidez abundante en la no consecución de su objetivo de estabilidad de precios. El BCE define dicha estabilidad de precios como un incremento interanual de la inflación cercano pero inferior al 2%. La inflación, a través del índice HICP (Harmonised Index of Consumer Prices), mide la variación de precios de una cesta de productos de consumo predeterminada.

Nadie ha explicado de forma convincente por qué la estabilidad de precios ideal para la economía europea es un nivel de inflación cercano al 2%, y no el 1% o el 3%. La sacralización de un nivel determinado de inflación, en este caso el 2%, sin tener en consideración los motivos que llevan a que la evolución de precios sea superior o inferior a dicho nivel objetivo, es un craso error. No es lo mismo que los precios al consumo se incrementen por una elevada pujanza de la economía, que hace que la mayor demanda de productos y servicios empuje los precios al alza, que un incremento de la inflación provocado por la subida de precios de materias primas importadas, principalmente el crudo.

Europa, y España con especial incidencia, es muy dependiente energéticamente de las importaciones de petróleo. Así, fuertes variaciones del precio del crudo al alza o a la baja provocan episodios de inflación elevada o excepcionalmente baja, respectivamente. Aunque el precio del petróleo no sea el único factor a tener en cuenta, su influencia sobre la inflación es evidente. (Leer más)