Un gráfico que nos muestra en qué edad somos más y menos felices

Quentin Fottrell de MarketWatch

CapitalBolsa
Capitalbolsa | 14 ene, 2020 12:15 - Actualizado: 15:05
felicidadtristezacb

"Nunca me he sentido más feliz en mi vida que ahora en los 40", es una frase que a modo de convencimiento se escucha mucho en las converseaciones de amigos. Sin embargo, los estudios muestran lo contrario. Es precisamente en la medianda edad cuando los índices de felicidad son más bajos. ¿La buena noticia? Qué todo mejora con el tiempo.

Blanchflower analizó 41 países utilizando múltiples conjuntos de datos para mostrar cómo la infelicidad alcanza un pico en la mediana edad. "Muchas personas están sufriendo", escribió. "Todo esto está sucediendo con las tasas de desempleo en mínimos históricos en muchos países con tasas inferiores al 4%, incluida la República Checa (2.2%), Alemania (3.1%), Hungría (3.5%), Israel (3.4%), Japón ( 2,4%); Malta (3,4%); Islandia (3,5%); México (3.6%); Países Bajos (3.5%), Noruega (3.9%), Polonia (3.2%), Corea del Sur (3.5%), Estados Unidos (3.5%) y Reino Unido (3.8%) ".

Blanchflower encontró una curva de felicidad invertida en 15 medidas de infelicidad, incluida la desesperación, ansiedad, tristeza, insomnio, soledad, cansancio, depresión, tensión, tensión y más. Ofreció algunas teorías sobre lo que hay detrás de esta "curva de infelicidad":

Primero, las personas aprenden a adaptarse a sus fortalezas y debilidades, dijo, "y en la mediana edad sofocan sus aspiraciones inviables".

En segundo lugar, las personas se comparan en la mediana edad, pero tal vez a diferencia de en otras épocas de la vida, no se desesperan por la vida de sus compañeros. Con la perspectiva del tiempo, obtienen una imagen más verdadera y contextualizada de la vida de las personas. Pueden pensar: "He visto morir a amigos de la escuela y eventualmente tienden a valorar las cosas positivas durante los años restantes", dijo.

En tercer lugar, Blanchflower dijo que los estudios sugieren que las personas optimistas viven más y muestran que "mientras que las mujeres y los negros se volvieron más optimistas en los años 70 debido a las mejoras en los derechos, el único grupo que comenzó a disminuir en su optimismo fue los blancos sin título universitario.