Tres motivos por los que China no pulsará el "botón nuclear"

Sunny Oh

CapitalBolsa
Capitalbolsa | 23 may, 2019 16:21 - Actualizado: 10:41
botonnuclear

Este lunes, el editor jefe del periódico estatal chino The Global Times, Hu Xijin, tuiteó el lunes que el gobierno chino había discutido la posibilidad de vender parte de sus amplias reservas de bonos del Tesoro de EE.UU., como medida de represalia ante la subida de EE.UU. de los aranceles a sus importaciones al 25% desde el 10% anterior.

Los inversores definen a esta posibilidad, la venta de los bonos de EE.UU. por parte de China, como su "opción nuclear" ya que de ejecutarse tendría un efecto devastador sobre la economía estadounidense al subirla sus costes de financiación. Sin embargo, muchos dudan de que China se atreva a pulsar el "botón nuclear". El analista de MW Sunny Oh da tres razones que justificarían que no empleara esta medida:

1. Flujos de refugio

Si China vendiera sus más de 1,1 billones de dólares en bonos del Tesoro de EE.UU., los inversores percibirían esta maniobra como una señal de que Pekín no estaba dispuesto a retroceder ante las demandas de los EE.UU., y que una eventual resolución a un choque comercial está aún muy lejos.

Una escalada de la tensión comercial, y el aumento de los vientos en contra que afectaría al crecimiento económico mundial, llevaría a los inversores a refugiarse en activos seguros como los propios bonos del Tesoro de los EE.UU., lo que compensaría los movimientos de Beijing para presionar los costes de endeudamiento de los EE.UU.

2. Lecciones de la historia

Los inversores apuntan a la historia para demostrar que la relación entre los activos del Tesoro de China y los costos de endeudamiento de los EE.UU. no es tan clara, a pesar del estatus de Beijing como mayor acreedor de los EE.UU.

China vendió una parte considerable de sus reservas del Tesoro en 2015-2016, cuando el crecimiento interno se estaba desacelerando y se generó una preocupación en torno a la salud de la economía mundial.

Los especuladores acortaron sus posiciones en el yuan en previsión de que los niveles excesivos de deuda de China obligarían a la segunda economía más grande a una brusca desaceleración. Para detener la caída del yuan, China vendió cerca de 500.000 millones de dólares en papel del gobierno de los EE.UU.

Pero incluso esto no afectó los precios del Tesoro. En el verano de 2016, el apetito por los activos seguros llevó el rendimiento de la nota a 10 años a un mínimo histórico del 1.32%.

3. Táctica contraproducente

Incluso si la reducción de su presencia en el mercado del Tesoro levanta los costos de endeudamiento de los EE.UU., la medida de represalia también erosionaría el valor del pilar de las reservas extranjeras de China. Guy LeBas, un estratega de renta fija en Janney Montgomery Scott, argumentó que tal movimiento sería similar a cortarse la nariz.

Además, Patrick Chovanec, de Silvercrest Asset Management, dijo que vender los bonos del Tesoro de EE.UU. debilitaría el dólar estadounidense frente al yuan, lo que impediría que el gobierno chino compensara el impacto de los aranceles a través de una moneda china más débil.

En general, los analistas dicen que China tiene pocas opciones para las reservas de divisas que no sean los activos del Tesoro de EE.UU., que tienen retornos mucho más altos que los mercados de bonos gubernamentales de ultra rendimientos o los activos de rendimiento negativo en Europa y Japón.