Los trabajadores negros sufrirán especialmente por la automatización

McKinsey & Co

CapitalBolsa
Capitalbolsa | 08 oct, 2019 12:31 - Actualizado: 08:35
trabajadoresnegros1

Los estadounidenses de raza negra están a punto de verse desproporcionadamente afectados por la automatización, según una investigación publicada este mes por McKinsey & Co., con la posibilidad de que unos 132,000 empleos afroamericanos sean desplazados como resultado de la automatización para el año 2030.

"Para 2030, las perspectivas de empleo para los afroamericanos, en particular los hombres, los trabajadores más jóvenes (de 18 a 35 años) y aquellos sin un título universitario, pueden empeorar dramáticamente", dijeron los autores del informe. "Además, descubrimos que los afroamericanos están alejados geográficamente de los futuros centros de crecimiento laboral y es más probable que se concentren en áreas de declinación laboral".

Si no se controlan estas tendencias, agregaron, "podrían tener un efecto negativo significativo en la generación de ingresos, la riqueza y la estabilidad de las familias afroamericanas". Las familias negras tenían un patrimonio neto medio de menos del 15% de las familias blancas en 2016, según la Junta de la Reserva Federal .

Los trabajadores afroamericanos ocupan esta "posición claramente desfavorecida" en parte porque tienden a estar sobrerrepresentados en "roles de apoyo" vulnerables a la automatización como los trabajadores de servicios de alimentos, empleados de oficina y conductores de camiones, descubrió McKinsey anteriormente. Al mismo tiempo, están subrepresentados en ocupaciones de bajo desplazamiento como educadores, creativos, profesionales de la salud y profesionales del derecho, según la investigación de la firma.

Alrededor del 25% de los empleos en los EE.UU. tienen una "alta exposición a la automatización" en las próximas décadas, según un análisis del Instituto Brookings publicado en enero, con más del 70% de sus tareas "en riesgo de sustitución". Empleos de preparación de alimentos, oficinas, administración, transporte y producción, están en mayor riesgo de automatización, según el informe.

Los trabajadores afroamericanos también tienden a agruparse en ocupaciones con salarios más bajos, encontró el análisis de McKinsey, que incluyó datos de la Oficina de Estadísticas Laborales, el Censo de los Estados Unidos y Moody's Analytics. Siete de los 10 trabajos principales ocupados por afroamericanos: cajeros, trabajadores de preparación de alimentos y servicio, vendedores minoristas, representantes de servicio al cliente, empleados de oficina, conserjes y limpiadores, y empleados de almacén y encargados de pedidos, también se encuentran entre los 15 trabajos con mayor riesgo de desplazamiento impulsado por la automatización.

Además, descubrió McKinsey, existe una desconexión entre el lugar donde los afroamericanos tienden a vivir y los tipos de economías locales (que el informe clasifica en "arquetipos geográficos") que se espera tengan la mayor cantidad de oportunidades laborales.

"Los afroamericanos están subrepresentados en cinco de los seis arquetipos geográficos de más rápido crecimiento proyectados y están sobrerrepresentados en dos de los seis arquetipos de crecimiento más lento, incluido el arquetipo que ha mostrado un crecimiento negativo: áreas rurales en dificultades".

Según el informe, los trabajadores negros tienen la segunda tasa potencial más alta de desplazamiento laboral relacionado con la automatización para 2030 (23.1%), detrás del potencial desplazamiento laboral hispano y latino (25.5%). Eso se compara con el 22.4% para los trabajadores blancos y el 21.7% para los trabajadores asiáticos.

A través de una lente de género, el espectro del desplazamiento laboral parece más grave para los hombres negros que para las mujeres negras: sus tasas proyectadas de desplazamiento laboral son 24.8% y 21.6%, respectivamente. Las mujeres afroamericanas tienden a estar sobrerrepresentadas en trabajos de atención médica como auxiliares de enfermería y asistentes de salud en el hogar, según el informe, que son parte de un sector en crecimiento y tienen un menor potencial de automatización. Aún así, muchas de esas posiciones no son tan lucrativas , señaló el informe.

Los autores sugieren una variedad de remedios para abordar el problema, incluida la inversión en educación superior, particularmente colegios y universidades históricamente negras, para ayudar a reducir las disparidades educativas; y aumentar el acceso al "cambio de ocupación", o la transición a carreras en crecimiento que requieren habilidades similares pero que están mejor pagadas y menos amenazadas por la automatización.

"Los sectores público y privado deberán implementar programas específicos para aumentar la conciencia del riesgo de automatización entre los trabajadores afroamericanos", escribieron los autores. "Además, ambos sectores deberán brindar a los afroamericanos oportunidades de educación superior y la capacidad de realizar la transición a roles y ocupaciones mejor remunerados".

Meera Jagannathan de MW