Pocos cambios en la apertura de las Bolsas; los inversores digieren el retraso de aranceles

Link Securities

CapitalBolsa
Capitalbolsa | 14 ago, 2019 09:05 - Actualizado: 09:03
cbbolsatrader11 short1

La sesión de ayer estuvo marcada por el anuncio del aplazamiento que realizó EEUU hasta el 15 de diciembre de la imposición de las tarifas del 10% sobre algunos de los productos importados de China que iban a ser gravados a partir del 1 de septiembre.

La noticia propició el giro de unos mercados occidentales de renta variable que hasta entonces tenían una tendencia clara a la baja y permitió que los índices europeos consiguieran corregir sus pérdidas y cerrar ligeramente en positivo.

El anuncio se produjo tras una conversación telefónica entre el viceprimer ministro chino Liu He, el representante comercial de EEUU, Robert Lightizer, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin. Según medios de comunicación chinos, está previsto que los mismos protagonistas vuelvan a mantener una conversación telefónica antes de que finalice el mes, y antes de la entrada en vigor de las nuevas tarifas anunciadas por el presidente de EEUU, Donald Trump, lo que fue interpretado también por los inversores como algo positivo, al ser posible que se lleve a cabo alguna modificación adicional a las tarifas a imponer.

Ya habíamos señalado en anteriores comentarios que el presidente Trump estaba recibiendo mucha presión por el anuncio de implementar las tarifas adicionales del 10%, ya que entre los productos nuevos a gravar se encontraban gran parte de los componentes que utiliza Apple para la fabricación de sus productos, además del 40% de la ropa vendida en EEUU y el 70% del calzado facturado en el país norteamericano. Así, los grandes beneficiados de la medida son componentes de teléfonos móviles, ordenadores portátiles, videoconsolas, juguetes, ropa y calzado, justificando la medida los funcionarios estadounidenses en favor de la salud, protección, seguridad nacional y otros factores. En Europa, compañías con elevados intereses en China como ArcelorMittal (MTS) acogieron la noticia con fuertes subidas (+5,0%).

Previamente, la sesión de AYER en Europa se situaba con pérdidas, en gran medida por la incertidumbre que acumulaban los mercados por la evolución del conflicto comercial, y agravada por algunas noticias negativas, como el anuncio de menores beneficios (profit warning) realizado por la multinacional alemana Henkel (-7%) por el ajuste a la baja de sus previsiones para el ejercicio 2019, justificando la misma en el flojo desempeño de su división de belleza y en la caída de la producción industrial del país. Además, los datos macroeconómicos arrojaron una fuerte caída de la confianza de las empresas en las condiciones actuales y en las perspectivas a futuro, recogidas en las encuestas ZEW de Alemania, y unos datos de inflación en línea con lo esperado.

Por su lado, los índices de Wall Street también consiguieron cerrar al alza, aunque en este caso con fuertes ganancias, liderando las mismas Apple, la gran beneficiada del aplazamiento decretado por la Casa Blanca. De esta forma, el DowJones subió un 1,44%, el S&P 500 aumentó un 1,48% y el Nasdaq Composite, un 1,95% gracias al impulso de Apple (+4,0%). Otras compañías beneficiadas como BestBuy (+6,0%), Nike (+2,0%) o Nordstrom (+2,0%) también impulsaron al alza a los mercados estadounidenses.

Además, tras el anuncio el precio del petróleo Brent repuntó un 4,6%, elevándose hasta los $ 61,31 por barril, mientras el precio del West Texas Intermediate (WTI), aumentó un 4%, hasta los $ 57,1 por barril. En las últimas sesiones, el temor a una ralentización del crecimiento global había presionado a la baja el precio del activo.

También las bolsas norteamericanas habían abierto a la baja, debido a la evolución del mercado de bonos que, tras unos datos de inflación en línea con los esperados, indicaba la posibilidad de una recesión a corto plazo. La rentabilidad del bono a 2 años y la del bono a 10 años está solo separada (spread) por 2 p.b. según FactSet. La inversión de la curva de rentabilidades siempre ha sido un indicador fiable de recesión vigilado atentamente por la Reserva Federal, y por expertos del mercado.

Por otro lado, indicar que AYER se volvieron a producir protestas en Hong Kong y la ocupación por los manifestantes del aeropuerto, y que se frenó en parte (+10,22%; tras una caída el lunes del -37,93%) el desplome del lunes del mercado financiero argentino, aunque su divisa el peso continuó devaluándose respecto al dólar y la prima de riesgo se situó en 1.631 puntos básicos, con los inversores digiriendo el resultado de las primarias en Argentina, tras la victoria de Alberto Fernández, candidato peronista. Este último factor también pesó sobre algunos de los valores cotizados españoles con fuerte presencia en el país sudamericano, con Prosegur (PSG) (-5,56%) y su filial CASH (-9,54%) como grandes perjudicadas.

Para HOY esperamos una agenda macroeconómica intensa, con importantes citas como la estimación preliminar del PIB de la Zona Euro y de Alemania del 2T2019, los datos de inflación (IPC) de Francia y Reino Unido de julio y la producción industrial de junio de la Zona Euro. En EEUU sólo contaremos con las solicitudes semanales de hipotecas MBA.

Esperamos que la sesión de HOY comience con una apertura en Europa plana o ligeramente al alza, tras las fuertes ganancias obtenidas AYER en Wall Street, y la mejoría en las bolsas del continente asiático esta madrugada.