Las Bolsas necesitan noticias positivas en el ámbito comercial para reanudar las subidas

Link Securities

CapitalBolsa
Capitalbolsa | 18 jul, 2019 09:05
cbbolsatrader21 short1

Los principales índices bursátiles europeos y estadounidenses cerraron AYER a la baja, en una sesión que estuvo marcada por la batería de resultados empresariales trimestrales que se dieron a conocer. En este sentido, señalar que hubo un poco de todo, con algunas compañías como las tecnológicas europeas ASML Holding o Dialog Semiconductor superando lo esperado por los analistas y reiterando sus expectativas para el ejercicio, y otras como la sueca Ericsson, no siendo capaz de alcanzar las expectativas del mercado a nivel explotación

En Wall Street destacar las cifras dadas a conocer por la compañía de transporte ferroviario CSX, que revisó a la baja sus expectativas para el año. Este tipo de empresas, dedicadas a mover mercancías, suelen ser vigiladas muy de cerca por los inversores al ser un buen termómetro de la actividad comercial. Es por ello que el hecho de que las cifras publicadas por CSX quedaran lejos de lo esperado no gustó al mercado. Por último, comentar que el Bank of America dio a conocer unos resultados sensiblemente mejores de lo esperado, aunque no a nivel margen de intereses, donde se quedó “algo corto”. Señalar que en conjunto las cifras dadas a conocer por el sector bancario estadounidense han sido muy sólidas, apoyadas en la buena marcha de su negocio típicamente bancario que se ha visto beneficiado en los últimos trimestres por la fortaleza del consumo privado y por unos tipos de interés más altos. Es este último factor el que más preocupa a los inversores, ya que si la Reserva Federal (Fed) comienza a rebajar sus tasas de interés de referencia los márgenes de los bancos que operan en el país se van a ver penalizados.

Pero, además de los resultados empresariales, el hecho de que EEUU y China no hayan sido capaces todavía de alcanzar un acuerdo para volverse a sentar a la mesa de negociaciones también está intranquilizando a muchos inversores, que hace un par de semanas se mostraban muy optimistas sobre esta posibilidad. Como explicamos en nuestra sección de Economía y Mercados, parece que el “factor Huawei” está “jugando en contra”, ya que el Gobierno chino parece que no está dispuesto a dar ningún paso adelante en las negociaciones hasta que la Administración Trump cumpla su compromiso de permitir a las empresas estadounidense vender tecnología a la compañía china.

Por lo demás, señalar que AYER fueron los valores de corte defensivo los que mejor se comportaron tanto en las plazas europeas como en Wall Street, con muchos inversores volviendo a reducir sus posiciones de riesgo en valores de corte cíclico y apostando por sectores como el de la sanidad o el de las utilidades. La nueva caída de las rentabilidades de los bonos ayudó mucho en este sentido, penalizando el comportamiento del sector bancario, sector que en la bolsa española fue duramente castigado tras un nuevo informe desfavorable, publicado por un banco internacional, en el que revisaba a la baja las expectativas de resultados de las entidades españolas. El negativo comportamiento de este sector penalizó mucho la evolución del Ibex-35, en el que mantiene un peso relativo muy elevado, superior al 30%, que fue uno de los índices que peor comportamiento terminó teniendo en el día de AYER.

HOY esperamos que las bolsas europeas abran a la baja, con los inversores volviendo a reducir sus posiciones de riesgo y apostando por los bonos y por los valores defensivos, preocupados por la falta de avances en las negociaciones comerciales entre EEUU y China. Ya son varias las compañías que en las presentaciones de resultados se están mostrando algo ansiosas por el impacto negativo que el conflicto comercial puede terminar teniendo en el crecimiento económico global y en sus negocios. Sin ir más lejos, AYER en su Libro Beige, la Fed mencionaba este factor como uno de los que más le preocupaba.

Por lo demás, señalar que HOY continuará la batería de presentación de resultados empresariales, resultados que hasta el momento han sido recibidos con algo de “frialdad” por los inversores. Destacar, en este sentido, el duro castigo que recibieron AYER en operaciones fuera de hora las acciones de la compañía de TV por Internet, Netflix, compañía que, por primera vez desde 2011, perdió suscriptores en EEUU en el trimestre. Además, la cifra de nuevos suscriptores quedó muy por debajo de lo esperado en el periodo analizado. Tampoco fueron bien recibidos los resultados de IBM, empresa que superó lo esperado a nivel beneficios pero que volvió a experimentar un retroceso de sus ventas. Por último, señalar que esta madrugada se han conocido los resultados de la farmacéutica suiza, Novartis, que ha superado lo esperado por el consenso a nivel beneficio por acción (BPA) y ha revisado al alza sus expectativas de resultados para 2019, y los de la compañía de software de gestión alemana SAP, cuyo BPA no ha alcanzado las estimaciones del consenso, aunque la empresa ha ratificado sus estimaciones para el ejercicio.

Finalmente, señalar que la agenda macro del día es limitada, destacando la publicación en el Reino Unido de las ventas minoristas de junio y en EEUU del índice regional de actividad de Filadelfia de julio, de las peticiones iniciales de subsidios de desempleo semanales y del índice de indicadores adelantados de junio.

Para empezar, bolsas a la baja y bonos al alza. A corto plazo, y ya con los inversores descontando las actuaciones por parte de los bancos centrales -HOY el de Corea del Sur ha rebajado en un cuarto de punto sus tipos de interés oficiales de forma sorpresiva- los mercados necesitan noticias positivas sobre la marcha de las negociaciones comerciales entre EEUU y China para volver a retomar la tendencia alcista.