Hoy juega el Banco Central Europeo en el partido de los mercados

Ramón Morell de Experiencia Trading

CapitalBolsa
Capitalbolsa | 12 sep, 2019 08:25
draghi, euro

El BCE entra en juego hoy con su caja de herramientas. Nadie sabe aún qué herramientas van a sacar de esa caja y de qué calibre. Bueno, lo saben sus componentes pero ni lo dicen ni pueden decirlo hasta las 13:45 del mediodía, hora de Majadahonda. Después, a partir de las 14:30, explicarán el motivo del uso de una u otra herramienta basándose en su apreciación de la marcha de la economía de la UE.

Un buen número de analistas piensa que podrían anunciar una variación de los tipos de interés que cobran a los bancos por depositar su excedente de dinero en el BCE Actualmente está en el -0,40% – lo que significa que los bancos pagan un 0,40% por depositar sus fondos con el BCE – y podría subir a -0,50 o incluso -0,60%.

El objetivo de este interés negativo es impulsar a las entidades financieras para que esos excedentes salgan al mercado como préstamos de consumo y de inversión y así estimular la economía.

Pero sucede algo interesante también, que al resentirse los márgenes de los bancos, estos han empezado a trasladar a las empresas que depositan sus fondos con ellos la misma medida (aunque en menor escala, cobrando un 0,10% por las nuevas operaciones de depósito a plazo menor de un año, según el Banco de España). O sea, llevo mi dinero al banco y encima pago porque quede allí.

De momento no se ha trasladado a los particulares esta medida, pero cuanto más ahonde el BCE el tipo que cobra a los banco por la facilidad de depósitos, más presión tendrán estos para reflejar aunque sea parcialmente, este coste hacia ellos. El mundo al revés.

También tiene otra medida prevista, que es la compra de nueva deuda pública y privada después de haberla suspendida en enero del año pasado. De esto hablaremos en otro artículo porque a este paso podríamos acabar viendo al BCE comprar deuda de Casa Ramiro o de Zapatería El Cordón Blanco en Torrelaguna, por dar un ejemplo.

Por último, al otro lado del charco, nuestro amigo Trump sigue con la vara de a ver quién es más macho, atizando con ella a los “idiotas” de la Reserva Federal indicando que “deberían recortar los tipos de interés a cero o menos”. “Deberíamos entonces empezar a refinanciar nuestra deuda, el coste de intereses podría rebajarse mucho y a la vez, alargar sustancialmente los plazos”. Cómo se nota que sus asesores ya le han dado por imposible y le dejan escribir lo que le apetezca, aunque sea un sin sentido.

Al menos está viéndose un lento progreso en las conversaciones de paz comercial con China, porque ha retrasado unos días la implantación de nuevos aranceles y los chinos han manifestado su voluntad de diálogo con un gesto de buena voluntad, suspendiendo aranceles en algunos productos y anunciando que están planteando aceptar la importación de grano y otros bienes de EEUU sin aplicarles carga fiscal de entrada.