Alcistas o bajistas, pero con técnica

Eduardo Faus de Renta 4 Banco

CapitalBolsa
Capitalbolsa | 12 sep, 2019 11:38
cbbajista alcista 55 short11

La técnica, el análisis técnico, a la hora de posicionarse alcista o bajista en el mercado de cara a hacer una inversión resulta fundamental en fases como las actuales, donde muchos índices acumulan importantes revalorizaciones desde 2009 o 2012.

En etapas donde las bolsas se desploman, la técnica resulta menos importante, salvo para mantenerte al margen del mercado, y en dichas fases haremos acopio de buenas dosis de valoración a la hora de invertir “a ciegas” en bolsa, sin importar la fuerza de las caídas, para poder así configurar carteras inversoras a precios especialmente atractivos.

Actualmente, sin hablar de los índices americanos, tenemos a los principales índices europeos en zonas más o menos próximas a resistencias importantes, como es el caso de los 3700-3900 puntos del EUROSTOXX50 o los 415 puntos del STOXX600, niveles cuya superación marcaría una clarísima inflexión en las tendencias de fondo, abriendo escenarios alcistas teóricos tremendamente estimulantes. Pero a senso contrario, el impedimento que muestran los citados índices desde el año 2015 ante dichas resistencias, hace que las conclusiones a la hora de comprar sean claras: esperar a que se rompan, y dada la proximidad a estas resistencias, ¿por qué no aprovecharlas para ir reduciendo exposición durante las próximas semanas en eventuales acercamientos y luego ya se verá?

Futuro Ibex 35: Venta parcial.

La directriz bajista desde los máximos de mayo de 2017 apremia a su paso en la zona de 9200, que coincide con la primera zona de resistencia inmediata en 9100. Más arriba nos vamos a los 9400-9600 puntos, sin perder su carácter bajista. Soporte 8300-8400.

Futuro Eurostoxx 50: Venta parcial.

Situado en pleno paso de la directriz bajista de largo plazo, potenciada por los máximos de 2017 y 2018 en 3700 puntos. Entre ese nivel de 3700 y 3800 puntos se dirime o no el nacimiento de una tendencia alcista de largo plazo.

Futuro S&P 500: Mantener por encima de 2.820 puntos.

Resultará interesante cotejar la nueva tendencia ascendente en volatilidades con la pesadez en las subidas del índice desde 2018. Soporte clave inmediato en 2820 euros, previo a los mínimos de junio en 2730 puntos.

Futuro Nikkei: Vender medio plazo.

La pérdida de la directriz alcista desde los mínimos de diciembre imprime un carácter correctivo en el medio plazo. Las proyecciones bajistas de cara se mantienen, al completar meses atrás una formación de doble techo en 24500 puntos.

Informe completo.