Ada Colau reelegida alcaldesa de Barcelona entre el boicot independentista

Maragall le aseguró que "no vamos a ser aliados"

Bolsamanía
Bolsamania | 16 jun, 2019 11:32 - Actualizado: 11:34
ada colau

Ada Colau ha sido reelegida este sábado como alcaldesa de Barcelona para el mandato de otros cuatro años, con mayoría absoluta con 21 votos, mientras que Ernest Maragall se quedaba con 15.

La candidata de BComú repite mandato y ha vuelto a ser investida alcaldesa de la capital catalana, a pesar de que el candidato republicano, Ernest Maragall, ganó las elecciones por algo más de 4.000 votos a BComú y con un empate en el número de concejales.

BComú avaló con el 71,43% de los votos que Ada Colau volviese a ser alcaldesa gracias a un acuerdo con el PSC en lugar de pactar con ERC para que el alcalde fuese Ernest Maragall, opción que obtuvo el 28,57% de los votos de los 4.042 inscritos que participaron.

Este acuerdo tenía un objetivo claro, impedir que Maragall gobernase la capital catalana y la pusiera al servicio de la causa independentista.

Esta alianza ha desatado una airada reacción por parte del independentismo, que orquestó una gran concentración frente al Ayuntamiento. Si hace cuatro años Colau se dio un baño de masas tras ser elegida por primera vez, este sábado tuvo que soportar los abucheos e insultos de los secesionistas allí concentrados.

En un intento de calmar las aguas, Colau llamó a sus militantes a tomar la plaza Sant Jaume, pero los simpatizantes de los comunes se vieron ampliamente superados por los separatistas, que protestaron sin descanso contra su nombramiento.

La alcaldesa tuvo que prometer su cargo entre los gritos de «vergüenza» que se colaban por los portones del Saló de Cent y los silbidos de los asistentes a la ceremonia que habían sido invitados por las fuerzas independentistas.

Dirigiéndose a Colau, Valls le recordó que sólo su «responsabilidad» y «sentido de Estado» le había permitido ser reelegida. «Lo más importante era evitar un alcalde independentista, por eso le he votado».

Por su parte, Ernest Maragall no se lo puso nada fácil a Ada Colau y la advirtió de que «estamos aquí para gobernar y construir república y no seremos aliados», avisó el líder de ERC para indicar a Colau hasta qué punto pretende dificultar su labor aprovechando que su futuro bipartito con el PSC suma 18 ediles, tres menos de la mayoría absoluta.