British Steel, en quiebra, amenaza con el despido de miles de trabajadores

El segundo mayor productor de acero de Reino Unido da empleo a 25.000 personas

Irene Hernández
Bolsamania | 22 may, 2019 12:09 - Actualizado: 12:27
british steel

El segundo mayor productor de acero de Reino Unido, British Steel, amenaza con el despido de miles de trabajadores tras declararse en quiebra al no haber recibido un préstamo del Gobierno británico. La compañía emplea actualmente a 25.000 trabajadores.

British Steel había solicitado al Ejecutivo de Reino Unido una ayuda financiera de 75 millones de libras, para abordar "problemas relacionados con el Brexit". Una cantidad que finalmente se habría reducido a 30 millones. En abril, British Steel pidió prestados 100 millones de libras al Gobierno para poder pagar una factura de carbono de la UE.

El Partido Laborista ha instado al gobierno a nacionalizar la compañía, pero algunas fuentes consultadas por BBC aseguran que la única forma en que se contemplaría la nacionalización es si hubiera compradores creíbles esperando entre bastidores.

La única forma en que se contemplaría la nacionalización es si hubiera compradores creíbles esperando

"No hay candidatos claros para comprar una compañía débil en un sector con problemas", afirma el el editor de negocios de la BBC, Simon Jack. Aunque el gobierno dice que no dejaría "ninguna piedra sin mover" en su apoyo a la industria del acero. "La situación con British Steel es muy difícil", dijo anteriormente el ministro de Medio Ambiente, Michael Gove, a la BBC.

Según añade Sky News, los administradores de la empresa se encuentran este miércoles en los tribunales para finalizar un proceso de insolvencia.

British Steel emplea a unas 5.000 personas, principalmente en Scunthorpe, en el norte de Inglaterra, mientras que 20.000 más dependen de su cadena de suministro.

En un comunicado, el director general, Gareth Stacela, asegura que "esta noticia es un golpe significativo para la compañía y sus empleados". "British Steel no se siente aislado, pero es una parte crítica del sector siderúrgico más amplio del Reino Unido, una industria británica estratégica que sustenta una gran cantidad de cadenas de suministro".

Añaden que la compañía "confía plenamente en que el Gobierno está investigando todas las oportunidades disponibles y haciendo todo lo posible para garantizar una solución viable". "A pesar de los desafíos que enfrenta el sector en este momento, las perspectivas para la demanda y el consumo de acero en el Reino Unido y en todo el mundo siguen siendo positivas".

"Muchos de nuestros desafíos distan mucho de ser exclusivos del acero: todo el sector manufacturero está pidiendo certidumbre sobre el Brexit. Incapaz de descifrar la relación comercial que Reino Unido tendrá con su mercado más grande en solo cinco meses, la planificación y la toma de decisiones se han convertido en una pesadilla", dice Stacela, a la vez que pide "la necesidad crítica de que Reino Unido llegue a un acuerdo con Europa lo antes posible".