¿Qué tipos de CFDs existen?

| |
broker600ex

Debemos de tener claro que el CFD o contrato por diferencias no es un mercado, sino que es un instrumento. Como cualquier otro derivado, tiene como subyacente un mercado. En este sentido, debemos señalar que existen CFDs de divisas, de índices, de acciones, de materias primas, de bonos y de ETFs.

El funcionamiento operativo es idéntico en todos los casos, con la salvedad de que el nivel apalancamiento permitido por el intermediario financiero difiere en función de la volatilidad.

- CFDs de Divisas:
Los CFDs de divisas, también conocidos como forex, toman como referencia los tipos de cambio entre las principales divisas mundiales. La fluctuación de valor de las divisas permite aprovechar el movimiento en los mercados, según explica XTB. Al contrario de lo que se pueda pensar, estos CFDs son los menos volátiles y por extensión, son los que más apalancamiento implícito conllevan.

- CFDs de Indices:
En este caso, son los índices bursátiles los que funcionan como subyacentes. A través de los CFDs de índices podemos tener exposición a las principales economías mundiales en ambas direcciones y con la oportunidad de realizar una exquisita gestión del riesgo.

- CFDs de Materias primas:
Toman como referencia las materias primas cotizadas en las principales bolsas mundiales. Los más comunes son los CFDs del oro y del petróleo.

- CFDs de Acciones:
Son los más sencillos que hay para los principiantes y cotizan de forma idéntica a las acciones a las cuales hacen referencia.

- CFDs de Bonos:
Toman como referencia los bonos de los gobiernos de los principales países del mundo. Suelen estar destinados a los inversores más profesionales.

- CFDs de ETFS:
Replican a los fondos cotizados y por extensión, pueden tener como subyacente prácticamente cualquier mercado mundial.

El bróker de referencia en el mercado español, XTB, ofrece la oportunidad de realizar la operativa en todos los tipos de CFDs mencionados anteriormente. Para ello, ofrece a sus usuarios la posibilidad de operar con la plataformas profesionales xStation y Metatrader. Antes de invertir el capital propio es interesante probar estas plataformas en forma de simulador. En el enlace https://www.xtb.com/es los usuarios cuentan con la oportunidad de operar en una cuenta demo con 20.000 euros ficticios, con el objetivo de familiarizarse con todos los tipos de CFDs y de escoger aquellos que son más adecuados para su perfil.