Wall Street baila al ritmo FAMAG de los valores tecnológicos

Las acciones FAMAG (Facebook, Amazon, Microsoft, Apple y Google) protagonizan importantes descensos en la bolsa de Nueva York

  • Estas compañías suponen el 42% del peso del Nasdaq
  • Los expertos apuntan a una leve corrección, pero no cambio de tendencia
| |
Marta Gracia
Bolsamania | 17 jun, 2017 06:00
nasdaq_630

El Nasdaq 100 es el índice tecnológico por excelencia. Los datos lo demuestran: Facebook, Apple, Alphabet (Google), Microsoft y Amazon, reunidas en el acrónimo FAMAG, representan y pesan el 41,9% del total del índice bursátil. Los últimos días estas acciones han caído un 3% de media, algo que ha repercutido, considerablemente, a Wall Street. Por ahora, los inversores recogen beneficios, pero ha quedado claro que la Bolsa de Nueva York baila al ritmo de los valores tecnológicos.

El sector tecnológico está siendo uno de los mejores de lo que llevamos de año, con avances de más del 10%. Esto ha permitido que el Nasdaq haya marcado numerosos máximos históricos de cierre. Sin embargo, como dice la frase: ‘todo lo que sube baja’, en los últimos días, está sufriendo una corrección que está arrastrando al índice al negativo.

Apple, con un peso del 11,9% en el Nasdaq, se ha dejado en los últimos cinco días un 7%. Una caída considerable, pero que si se compara con el 24% que sube en lo que llevamos de año, se ve que es una simple corrección. La capitalización bursátil de la compañía de la manzana es de 743.000 millones de dólares.

En el caso de Alphabet (la matriz de Google), la caída ha sido menor, del 3,61%, pero la subida en el acumulado anual alcanza casi el 20%. El peso de Alphabet es de 9,4% en el Nasdaq 100 con una capitalización bursátil de 649.000 millones de dólares.

El sector tecnológico está siendo uno de los mejores de lo que llevamos de año, con avances de más del 10%

Por otro lado, Microsoft es el valor que menos castigo ha sufrido en esta semana, sólo se ha dejado un 1,4%, aunque también es el que menor subida acumula en el año (+11,5%). Su peso en el índice es del 8,2% con una capitalización de con 536.000 millones de euros. Amazon, por su parte, ha cedido algo más de un 4%, pero el avance desde enero es del 32%, la compañía que más avanza. El peso en el índice es del 6,9% y su capitalización es de 468.000 millones de dólares. Por último, Facebook se ha dejado estos días un 2,48% y la subida es del 30%. La red social representa el 5,5% del Nasdaq 100 con una capitalización bursátil de 434.000 millones de dólares.

Todas estas caídas han hecho que el Nasdaq se deje más de un 1% durante la semana. Pero hay que resaltar que el índice se revaloriza más de un 14% en lo que llevamos de año. Unas subidas que le permiten estar en los 6.140 puntos, aunque su máximo histórico sobrepasa los 6.300 enteros.

RAZONES PARA LA CAÍDA

No hay ninguna razón concreta que marque el cambio de rumbo de estas acciones. El principal problema es que estos valores llevan meses subiendo sin pausa. “Esto ha provocado que en algunos casos las valoraciones sean muy ajustadas o difícilmente justificables”, apunta Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities. Por esto, añade que ante este escenario “no es extraño” que haya inversores que opten por recoger beneficio.

Como resumen se puede decir que las acciones tecnológicas están corrigiendo los grandes avances que llevan acumulados desde que Donald Trump ganase las elecciones en noviembre de 2016. “Dentro del sector tecnológico hay empresas de todo tipo que reflejan hacia dónde va la economía mundial. La realidad económica y social está cambiando, como lo ha hecho siempre a lo largo de la historia, y en ese cambio la tecnología está siendo clave”, explica Fernández-Figares.

El analista de Link Securities comenta que el miedo que existe es a una corrección de Wall Street (caída de un 10%), algo que suele ocurrir una vez al año y que en este mercado alcista sólo ha tenido lugar en 4 ocasiones (desde 2008). “No es por tanto extraño que esa corrección se produzca. Sin embargo, el escenario económico creo que animaría a los inversores a volver a entrar en el mercado”, apunta.

Los analistas estiman que estas acciones seguirán cayendo durante las próximas jornadas, pero volverán a las subidas más adelante. Hay que recordar que Amazon llegó a los 1.000 dólares por acción a finales del mes de mayo. Una semana después las acciones tipo A de Alphabet también consiguieron llegar a esa marca (alcanzó los 1.008 dólares).

Celso Otero, analista de Renta 4, comenta que en Alphabet ve “muy factible” que siga subiendo y recupere los precios, por el beneficio que se obtiene. También se muestra positivo con Amazon, pero “las previsiones están descontando un escenario muy positivo de crecimiento”.

Además, añade que estas compañías tecnológicas tienen mucha caja neta, lo que es bueno. Otero matiza que las valoraciones del sector “son más ajustadas de lo que el sector debería estar cotizando”. Por esto explica que una toma de beneficios que puede provocar un ajuste de las valoraciones, “nosotros lo vemos totalmente razonable”.

Para algunos, como Goldman Sachs, el "escenario de cuento de hadas" en el que han actuado estas compañías no durará y, después de sus fuertes subidas, las caídas en las tecnológicas podrían estar 'a la vuelta de la esquina', lo que afectaría a la evolución de los índices al otro lado del Atlántico por el peso de éstas en ellos.

Sin embargo, Jim Cramer, director del programa 'Mad Money' de CNBC, señala que, aunque este escenario cambie y se torne menos favorable para este tipo de acciones, Alphabet, Facebook o Apple siguen siendo, en su opinión, compañías que están baratas y en las que interesa estar. "¿Es Alphabet una ganga?", se pregunta Cramer, a lo que responde: "Sí, si puede cumplir con los números en 2018 y 2019".

Las acciones tecnológicas no han sufrido con Trump, a pesar de que el presidente de EEUU ha arremetido contra ellas y el dinero que tienen fuera del país. De hecho, una de las promesas eran las ventajas fiscales que tendrían si devolvían ese capital a EEUU. Sin embargo, esta reforma no ha llegado a instaurarse aún. “Es la eterna historia que llevo escuchando desde hace una década o más”, apunta Otero. Pero añade que esto no es negativo para los inversores y las acciones.

EL MIEDO A OTRA BURBUJA

“Ahora mismo las compañías apoyan sus valoraciones con beneficios”, apunta Celso Otero. Por lo que las valoraciones están ajustadas pero “no es una burbuja”. El analista de Renta 4 explica que “no esté barato no significa que esté en unos niveles extremadamente caros. Pagar 20 veces beneficios es caro, pero lo es más pagar 100 veces el beneficio que es lo que se pagaba con la burbuja de las .com”.

En ese momento, se compraba según las expectativas que se creaban en torno a estas acciones, “es decir, se suponía que iban a vender x y por eso se compraba sin importar el precio”, puntualiza Otero. Algo con lo que coincide Fernández-Figares: “La situación es muy diferente a la de comienzos de siglo, cuando la burbuja ".com". En esa época la mayoría de las compañías tecnológicas ‘quemaban caja’ a marchas forzadas”

Durante esta época no había forma de valorarlas ya que a nivel margen bruto casi todas perdían dinero (se usaban ratios de ventas, clientes, usuarios, etc.). “Ahora la situación es muy diferentes, con la mayoría de estas compañías ganando mucho dinero y manteniendo importantes remanentes de caja neta”, concluye el analista de Link Securities.

Al cierre del primer trimestre, las 10 empresas tecnológicas más importantes y grandes de EEUU tenían un total de 567.562 millones de dólares. Este más de medio billón de dólares que tienen en caja puede servir como indicador de liquidez de las empresas. Una cifra que ha crecido respecto al año anterior, en un 16,26%.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión

Principales brokers

Brokers Regulación Spread EUR/USD Depósito mínimo  
Cyprus Securities ... 2.2 300 Ver perfil
Cyprus Securities ... 200 Ver perfil
Cyprus Securities ... 500 Ver perfil