El dilema de Héctor: ¿una renta de 1.000 euros al mes o un millón dentro de 20 años?

El impacto del tiempo e intereses sobre el ahorro permite el paso de vivir con comodidad e, incluso, llegar a ser millonario

  • Un 'millenial' puede obtener cifras de 8 dígitos en 30 años
| |
Carlos Rodríguez / Óscar Giménez
Bolsamania | 07 ene, 2018 06:00
ep luis merlo
Luis merloLUIS MERLO/ EUROPAPRESS

Dos opciones y una única posibilidad para elegir. El tiempo apremia y no es para menos. Percibir una cantidad de dinero modesta ahora o una muy alta en el futuro es la elección que debe tomar el protagonista de la obra de teatro ‘El test’, que se representa ahora en Madrid y pronto lo hará en Barcelona. Héctor, interpretado por Luis Merlo, enfrenta a la disyuntiva de escoger 100.000 euros ahora o un millón de euros dentro de diez años a sus amigos.

El dilema es claro: embolsarse el dinero ahora o esperar. La lógica hace pensar que esperar varios años para recibir una cantidad importante de dinero es lo más cabal. Pero si esa pequeña cantidad mensual la conjugamos con el interés compuesto, el resultado es diferente y la cantidad es infinitamente superior. Hagamos una reflexión con un pequeño ejemplo: ¿qué haría usted si le propusieran un ingreso mensual de 1.000 euros o un millón de euros dentro de 20 años?

La historia reciente hace un llamamiento a la conveniencia de acordarse del ahorro para asegurarse una tranquilidad financiera en el futuro

Al recibir una cantidad mensual, la posibilidad de crear un colchón invita a la inversión para tratar de revalorizar el dinero o, como mínimo, evitar que pierda valor con el efecto de la inflación. Para ello, el interés compuesto es una opción atractiva ya que hace madurar el dinero combinando la rentabilidad del ahorro con el paso del tiempo. Volvamos a la pregunta del millón.

Los 20 años es el periodo en el que una aportación mensual de 1.000 euros, que crezca conforme al Índice Precios de Consumo (IPC) con una rentabilidad anualizada del 10%, se convertirían en una cantidad que alcanza el millón de euros. O los 100.000 euros si la aportación es de 100 euros mensuales. Es verdad que el objetivo del 10% obliga a apostarlo todo a la renta variable, algo que muchos inversores no están dispuestos -ni deben- a asumir por su edad o perfil de riesgo. Al 5%, un retorno al que aspiran muchos productos en el largo plazo con carteras mixtas -bonos y acciones- que limitan la volatilidad, se alcanza el medio millón de euros con 1.000 euros mensuales.

¿QUÉ ELEGIRÍA?

A pesar de que las grandes cantidades hacen dudar de las perspectivas a largo plazo, el interés compuesto ofrece la posibilidad de llegar a cifras elevadas. A pesar de que ‘El test’ compara 100.000 euros con un millón de euros en un plazo de diez años, es posible llegar a conseguir esa cifra millonaria invirtiendo con rentabilidades demasiado altas, aunque nada aconsejables.

Otra cosa es que las cantidades sean más ajustadas. Por ejemplo, si recibo un montante de 100.000 euros por la Lotería, la venta de un inmueble o una herencia, ¿qué hago? Es complicado multiplicarlo por diez en la misma cantidad de años, pero no tanto duplicarlo. Esto es lo que se conseguiría con una rentabilidad anualizada del 7%, mientras que con un 10%, como obtienen los inversores que replican a los grandes índices, aunque con mucha volatilidad, ‘el dinero trabaja’ para producir 160.000 euros extra, hasta una cantidad de 260.000 euros.

Para un inversor más conservador, que aspira a un 2% promedio anualizado, la referencia es de 122.000 euros. Mientras que para uno que se decante por carteras mixtas con acciones y bonos y un rendimiento anualizado del 5%, la cifra final es de 163.000 euros. Cuanto más tiempo pase, más trabaja el interés compuesto. En 30 años, con una rentabilidad anualizada del 2% el inversor convertirá, una cantidad inicial de 100.000 euros en una final de 1.181.000 euros. Al 5%, la cuenta es de 432.000 euros. Mientras que con un 10% anualizado se llega hasta los 1,7 millones de euros. Sí, se multiplica el dinero por 17.

UNA JUBILACIÓN MILLONARIA PARA LOS MILLENIALS

La historia reciente hace un llamamiento a la conveniencia de acordarse del ahorro para asegurarse una tranquilidad financiera en el futuro. Un reciente estudio de la gestora Schroders entre 1.000 inversores españoles revela que el 76% de los jubilados desearía haber ahorrado más para su jubilación. Es decir, descubrieron tarde el interés compuesto.

Con este dato, y con la necesidad de concienciar a la población de la importancia del ahorro a largo plazo, se puede representar un supuesto con la jubilación de una de las generaciones con más dificultad para recibir sus pensiones públicas.

Con los 1.000 mensuales multiplicados por el interés compuesto del 15%, la cantidad que se conseguiría es de 1.017.420 euros

Los ‘millenial’, en principio, empezarán a dejar de trabajar en torno a 2047. Una persona que ingresa 1.000 euros al mes, incluyendo la inflación, dentro de unos 29 años habría ahorrado 1.890.547 euros. Si esa cantidad se invirtiera en una cartera agresiva con un interés del 15% anualizado, la ‘hucha’ ascendería hasta los 23.843.724 euros.

Un supuesto más. La cantidad inicial de 1.000 euros la invertiremos en un producto en el que de media se consiga un 2%, contando a su vez, la inflación anual del 2%. En el mismo tiempo, la cantidad asciende hasta los 381.956 euros. En cambio, si se decidiese por una inversión del 5%, la cantidad el dinero que se conseguiría es superior a los 525.000 euros.

Ahora, supongamos que se invirtiese en una cantidad similar a la rentabilidad que el Dax 30 obtuvo en 2017 (11%): la cifra se dispara hasta casi el millón de euros, concretamente hasta los 938.111 euros. Pero aún se puede jugar más. El S&P 500 obtiene una rentabilidad del 17% durante el 2017. Con una rentabilidad dos décimas por debajo del índice, la cuenta corriente se dispara hasta los cuatro millones y medio de euros.

UN MILLÓN DE EUROS EN TRECE AÑOS

¿Es posible alcanzar la cifra de un millón de euros en menos de quince años? La respuesta es afirmativa. Si se decidiera invertir en rentabilidades como las obtenidas en el S&P 500 en 2017, se podría conseguir. Con los 1.000 mensuales multiplicados por el interés compuesto del 15%, la cantidad que se conseguiría es de 1.017.420 euros. Mientras que con otras rentabilidades inferiores como la del 2%, en el 2031 el ahorro es de 218.313 euros. En otras posibles carteras más agresivas con rentabilidades del 5% se obtendrían 268.891 euros y con el ejemplo anterior del Ibex 35, se llegaría hasta los 286.000 euros.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión

Principales brokers

Brokers Regulación Spread EUR/USD Depósito mínimo  
Cyprus Securities ... 2.2 300 Ver perfil
Cyprus Securities ... 200 Ver perfil
Cyprus Securities ... 500 Ver perfil