Publicidad

Tarjetas de crédito para estudiantes

Hoy en día, las tarjetas de crédito se han convertido en una parte inseparable de nuestro estilo de vida. No sólo es usada para realizar transacciones financieras más fáciles, también pueden hacer que sus titulares, incluyendo los estudiantes, aprendan a ser financieramente independientes. Si un titular de alguna tarjeta de crédito es capaz de construir un buen historial de crédito, podría ser ayudado para capacitarse y poder obtener un préstamo, un seguro, y que en última instancia, le sea más fácil alquilar un apartamento.

Por ejemplo, si desea iniciar un negocio y necesita un préstamo bancario, el banco verá su historial de crédito y decidirá si usted califica o no para el préstamo. Hoy en día, no sólo los trabajadores pueden calificar para una tarjeta de crédito, los estudiantes también pueden calificar para estas. Aquí se mencionan algunos consejos relacionados a cómo los estudiantes pueden llegar a ser calificados para obtener una de estas tarjetas de crédito. En primer lugar, los estudiantes menores de 21 años pueden usar estas tarjetas de crédito, lo que significa que deben ser autorizados a utilizarlas por medio de sus padres. Es muy común que los padres permitan que sus hijos se conviertan en usuarios autorizados, y si los padres tienen un buen historial de crédito, sumarán puntos para el historial de crédito de los jóvenes. Si los niños menores de 21 años insisten en que necesitan tener su propia tarjeta con su propio nombre, es más complicado de aplicar, ya que necesitan la firma de sus padres o tutores. Sin embargo, si el estudiante tiene un trabajo estable con un ingreso estable, él o ella pueden ser calificados para obtener una tarjeta.

Una vez que obtienen esto, la responsabilidad de pagar el saldo será principalmente de ellos. Debido a que existen diferentes tipos de tarjetas de crédito, los estudiantes deben investigar qué tipo es el más adecuado, incluyendo sus tasas de interés, sus límites de crédito, sus tasas anuales, y así sucesivamente. Una tarjeta de crédito debe tener una tasa de interés y una cuota anual inferior, así como límites razonables de crédito. Los estudiantes que ya han obtenido una tarjeta de crédito deben usarla sabiamente y pagar el saldo correspondiente cada mes. Sólo deben usarla para comprar cosas que ellos pueden pagar. No deben usarlo para comprar cosas caras, excepto en el caso de una emergencia. Además, los estudiantes deben esforzarse para pagar sus otras facturas a tiempo. ¿Por qué? Debido a que los pagos de los servicios públicos son una de las cosas que los bancos pueden ocupar para decidir la credibilidad de los solicitantes. Las tarjetas de crédito para los estudiantes no deberían ser difíciles de conseguir si los estudiantes tienen todos los requisitos específicos aprobados..
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *