Publicidad

Préstamos financieros: ¿Qué préstamos existen?

Los préstamos financieros son una de las herramientas más importantes utilizadas por las personas que necesitan dinero y por aquellas que no tienen los recursos financieros adecuados, es por esto que en este artículo se resumen algunos de los préstamos más comunes disponibles en la actualidad. Préstamos hipotecarios

Un préstamo hipotecario es basado principalmente en la diferencia entre el valor actual de su casa y su precio original, menos el saldo no pagado de su hipoteca. Si su casa vale más ahora de lo que valía cuando lo compró, esta puede ser considerada como un factor colateral del préstamo, es decir, es la garantía propia del préstamo. Usted puede recibir la totalidad del capital en forma de capital o bien optar por una línea de crédito hipotecario que le permite pagar los intereses sobre el dinero que ha gastado. Busque un préstamo hipotecario sin comisiones a una tasa de interés competitiva que le permite la opción de sólo pagar los intereses mensuales y no requerir ningún tipo de reembolso principal durante 10 o más años. Aunque los préstamos hipotecarios son atractivos debido a que el interés que se paga es deducible de impuestos, tenga en cuenta que el prestamista puede vender su casa si usted no paga el préstamo. Si es posible, trate de pagar un préstamo con garantía hipotecaria en dos o tres años.

Préstamos de día de pago

Los préstamos de día de pago incluyen los adelantos en efectivo, la verificación de crédito o los préstamos con fecha posterior. Todos estos préstamos son del mismo tipo, por lo general, son a corto plazo y su monto varía dependiendo de su situación financiera. Los préstamos de día de pago son para pequeñas emergencias financieras. Usted puede ahorrar dinero en cargos por mora o en cheques sin fondos, asegurando un avance en efectivo en contra de su próximo día de pago. Por lo general, dispondrá de treinta días para pagar el préstamo, aunque con cargos adicionales. Para solicitar un préstamo debe tener un trabajo y una cuenta bancaria con un talonario de cheques.

Préstamo personal

Existen dos categorías de préstamos personales: los préstamos garantizados y los no garantizados. La diferencia entre los dos es el uso de un factor colateral para el préstamo. Los préstamos garantizados utilizan sus pertenencias como garantía, es por esto que son adecuados para cuando usted está tratando de recaudar una gran cantidad de dinero, o cuando dispone de un historial de crédito pobre. En un préstamo sin garantía, el prestamista sólo depende de la capacidad del prestatario para cumplir con los pagos de las cuotas del préstamo. Este tipo de préstamos implica menos dinero y tienen que ser pagados en un corto período de tiempo.

Préstamo comerciales

Los préstamos comerciales están diseñados para una amplia gama de necesidades financieras específicas para pequeñas y medianas empresas, incluida la expansión de refinanciación, los préstamos de desarrollo o cualquier tipo de inversión comercial. Los préstamos comerciales están disponibles a tasas de interés muy competitivas por parte de los principales prestamistas interesados en esta industria. https://www.youtube.com/watch?v=_Liw4mvNTRc
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *