Publicidad

Préstamos de emergencia

El dinero en efectivo de emergencia tiene una variedad de fuentes. Lo ideal sería que un fondo de emergencia sea algo que se podría haber construido, pero si no tiene uno, puede obtener un préstamo en efectivo de emergencia para sus situaciones financieras inmediatas. Este artículo aborda temas sobre los préstamos de emergencia y, básicamente, donde conseguirlos.

Un poco de ayuda de sus amigos

Un préstamo es una opción, pero antes de tomar una decisión sobre si se debe obtener un préstamo o no, podría ser una gran idea considerar a su familia o quizá a su red de amigos en primer lugar. Si su sequía financiera es el resultado de un problema personal, ellos pueden estar dispuestos a ayudarlo. Pero, si se niegan a prestarle dinero, no se ofenda, puede ser sólo un riesgo que no están dispuestos a asumir, o simplemente pueden tener un presupuesto que usted desequilibre en el momento de prestarle alguna cantidad de dinero. Recuerde, ellos también podrían acabar necesitando esas cantidades para situaciones de emergencia.

Dinero del banco

Dependiendo de qué tan inmediato es el tiempo en que necesitaba el dinero en efectivo, siempre puede optar por un préstamo de emergencia proveniente del banco. Esta puede ser su mejor opción como un último recurso para sus necesidades inmediatas. Usted puede adquirir este tipo de préstamos en el banco de diferentes maneras: • Usando su tarjeta de crédito • Al obtener un préstamo con garantía hipotecaria • Por medio de una línea de crédito • A través de una firma (sin garantía de préstamo)

Cuando se trata de buscar dinero en efectivo de emergencia, siempre es mejor tener en cuenta a las cooperativas de crédito como una alternativa. Ellas pueden estar más dispuestas a trabajar con usted y sus problemas que otras empresas.

Préstamos de día de pago

Pueden existir momentos en los que está buscando un préstamo, pero simplemente no tiene el crédito necesario. En este caso, los préstamos (a la manera tradicional) no podrán ser una opción razonable. En estos casos, es posible que desee considerar en su lugar, la obtención de un préstamo de emergencia. Pero si esta es su decisión, sería de gran ayuda tener mucho cuidado. Cuando se trata de los préstamos de día de pago, tener cuidado es un gran consejo, pero en ciertas ocasiones hay que arriesgarse para conseguir lo que quiere. Sin embargo, si estos préstamos se manipulan incorrectamente, podrían llevarlo a una situación peor comparada a la que se encuentre en el momento actual. Es decir, un préstamo de día de pago es como una curita, un remedio a corto plazo que no lo sanará por completo. Y en la mayoría de las ocasiones, no logrará solucionarle los problemas a largo plazo. Siempre tome en cuenta que este tipo de opciones llevan tasas de interés muy altas, y pueden costar más de lo esperado.
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *