Publicidad

Préstamo Rápido Protegido de Caja Vital Kutxa

  Sin duda una de las cualidades más apreciables que hoy en día le podemos pedir a un producto de financiación como los préstamos es el hecho de la agilidad en la concesión, la rapidez en la que podamos obtener la financiación que necesitamos en función, obviamente, de esos momentos en los que de manera puntual necesitamos hacer frente a pagos, gastos imprevistos, o elementos tan habituales como una reforma en nuestro hogar. Si bien hasta hace unos pocos años los llamados créditos o préstamos rápidos parecían patrimonio de determinadas empresas y, además, responder a un criterio muy concreto de producto, lo cierto es que tras la caída en picado de ese modelo de créditos rápidos, son las propias entidades financieras las que nos vienen a ofrecer cada vez en mayor medida productos que como uno de sus atractivos fundamentales esgrimen la rapidez en la concesión. Sin duda ahí podemos ubicar al Préstamo Rápido Protegido de Caja Vital Kutxa, pero, no es la agilidad en la concesión la única de sus características importantes. Nos encontramos ante un préstamo que viene a ofrecernos una financiación ciertamente amplia que parte desde una cantidad mínima a solicitar de 300 € hasta una máxima de 30.000 €, con un plazo de amortización entre los tres meses y los seis años, en este caso además, con un seguro de desempleo que viene a proteger al usuario de los pagos de las cuotas de amortización en caso de caer en situación de desempleo, un seguro que la propia entidad tiene financiamos para que la prima sea abonada en mensualidades en poder Con una propuesta de trato preferencial en caso de mantener la nómina domiciliada en la entidad, este préstamo actualiza periódicamente sus condiciones financieras, pero, aquí debemos tener en cuenta, que no se nos van a aplicar ni comisiones ni gastos por amortización anticipada, lo cual resulta siempre interesante. Probablemente el punto fuerte de este producto resida precisamente en el hecho de un modelo de contratación realmente rápido, un modelo de contratación que según la propia entidad puede garantizar que en un plazo de dos o tres horas el dinero solicitado este ingresado en la cuenta del usuario, incluyendo en este punto un dato que puede parecer anecdótico pero que también resulta interesante y es la utilización de la telefonía móvil para recibir un masaje de la confirmación de la concesión y la disponibilidad inmediata del metálico solicitado. A lo anterior debemos sumar que la contratación se puede realizar desde la comodidad de nuestra casa a través del servicio de banca electrónica de la entidad, desde donde el usuario podrá comprobar las condiciones particulares de contratación del préstamo seguro añadido y, una vez contrastadas, simplemente solicitar su contratación, un mecanismo verdaderamente ágil.   Imagen 1 y 2:   yomanimus flickr creative commons //   401(K) 2012 flickr creative commons https://www.youtube.com/watch?v=ufIFYAGLZ-Y&feature=youtu.be
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *