Publicidad
Publicidad

Préstamo Hipotecario Subvencionado – Plan Vivienda Banco Valencia

A pesar de que, efectivamente, los préstamos hipotecarios, como realmente el conjunto de los préstamos en nuestro país, no atraviesan precisamente su mejor momento desde la perspectiva de la demanda por parte de los usuarios, como siempre que nos referimos a este modelo de financiación para la compra de la vivienda, debemos tener en cuenta que nos encontramos ante una de las financiaciones principales en todas las economías familiares y por tanto ante un proceso de elección de los préstamos realmente importante para cualquier usuario.

Es por ello que siempre, desde la perspectiva del usuario, debemos prestar atención a todas las posibilidades de mejora o aquellas opciones que más se adecuen a nuestras necesidades, algo que por ejemplo puede ocurrir en el caso del producto que hoy traemos a revisión y realmente se trata de una hipoteca ajustada a los propios planes de vivienda de la administración en lo que a contenido e intereses se refiere.

Mediante esta propuesta la entidad viene a proponer al usuario la posibilidad de acceder a la compra o construcción de vivienda habitual en la cual la garantía de operación será la propia vivienda o inmueble adquirido o construido acogiéndose en este caso al interés que establece la administración dentro de sus planes de vivienda.

A partir de ese hecho el producto nos propone una financiación de hasta el 80% del valor de tasación de la vivienda para un plazo de amortización que habitualmente se fijan los 25 años, pero que, en función de lo que la propia administración pública marque puede variar.

En el resto de elementos legales que habitualmente componen este tipo de productos financieros como la formalización a través de escritura pública el producto se comporta del mismo modo que un préstamo hipotecario al uso.

Como vemos en este caso una propuesta que se acoge a las posibilidades que la propia administración marcan sus planes de vivienda a la hora de proponer un producto de acceso a la compra de la misma, aportando para ello ese interés prefijado y esos plazos de amortización indicados por la propia administración a los que se supone en principio mayor competitividad que la media habitual de mercado, aunque, como de costumbre ante cualquier tipo de producto financiero, la comparación entre propuestas resultará fundamental a la hora de elegir aquella que más se ajuste a nuestra necesidad real.

Imagen 1 y 2:  shutterhacks  flickr creative commons //   StockMonkeys.com flickr creative commons

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *