Publicidad

Préstamo Flexible de Banco Popular

Probablemente uno de los principales motivos que, ante una necesidad de financiación puntual, puede hacer que los usuarios nos retraigamos ante las ofertas de préstamos de las entidades financieras, es el hecho de la rigidez de las condiciones de muchas de estas propuestas que, tal vez, no se ajusten a las necesidades o condiciones que realmente el usuario desearía obtener. Es cierto, por otro lado, que cada vez en mayor medida, encontramos en el mercado ofertas muy concretas de un modelo de préstamo abierto en el sentido de brindar al usuario la mayor cantidad posible de configuraciones a su decisión para conformar un producto lo más cercano que se pueda a lo buscado, en estos parámetros se mueve la propuesta de Préstamo Flexible de Banco Popular. Realmente estamos ante un Préstamo al Consumo o, mejor dicho, ante la posibilidad de configurar una buena parte de los elementos que componen habitualmente los Préstamos de este tipo. De esta manera elementos como la modalidad de tipo de interés, los plazos de amortización, las condiciones de liquidación, son parte de los elementos con los que el usuario puede actuar tomando decisiones que, como decíamos, configuren un producto lo más a medida posible. Dentro de algunas de las características principales de esta propuesta de la entidad vamos a encontrar, por ejemplo, la posibilidad de añadir hasta doce meses de carencia o, la también interesante opción del aplazamiento de hasta dos cuotas de amortización anuales durante toda la vida del producto, aunque, en este caso también se establece un límite máximo que se fija en 10 cuotas aplazadas durante la duración del préstamo. También será posible la incorporación de una cuota final coincidente con el fin del periodo de amortización, una cuota que puede llegar a alcanzar hasta el 30% del principal, dentro de un plazo de amortización, con 12 o 14 cuotas mensuales, que puede alargarse hasta los 8 años. Como vemos tampoco se trata de un producto que nos descubra nada nuevo, sin embargo, es cierto que permite un margen de maniobra interesante a la hora de configurar esos elementos que, en otro tipo de propuestas, se muestran como decíamos bastante más rígidos. Tampoco nos vamos a encontrar con un producto especialmente barato con respecto a los intereses aplicables a la amortización, sin embargo, también aquí, la entidad se muestra flexible a la hora de establecer un amplio rango de productos contratables (o contratados) por el usuario que, gracias a esta vinculación, se puede ver beneficiado con una rebaja sensible dentro de los citados intereses. Esta lista de productos se extiende no solo a los habituales como la domiciliación de nómina o la contratación de seguros, sino que llega también hasta elementos como los Planes de Pensiones, Depósitos Bancarios o inversiones que el usuario posea en la entidad, pudiendo de este modo acceder a un Préstamo en unas condiciones, sin duda, mucho más atractivas en lo que a interés aplicable se refiere. https://www.youtube.com/watch?v=TIoUgtDIWK4&feature=youtu.be Imagen 1: nopsa.hiit.fi Creative commons Imagen 2: fotopedia.com Creative Commons
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *