Publicidad

Las opciones de financiación en Navidades

 Si en el artículo anterior nos acercábamos a la conveniencia o no de la financiación a partir de préstamos para los gastos extra de Navidades, en este artículo trataremos de acercarnos a las mejores posibilidades una vez tomada la determinación de solicitar un préstamo en estas fechas.

Debemos tener en cuenta, simplemente con leer en estos días la prensa generalista vamos a poder hacer una idea, que efectivamente el gasto en Navidades un año más se va a contraer, retrocediendo a escasamente una media por encima de los 700 € por familia, en un retroceso que, porcentualmente, en comparación con hace tan sólo cinco o seis años resulta ciertamente grande (aunque sigue figurando entre los mayores gastos de Europa)

Las opciones de financiación en Navidades

  • La navidad y los préstamos

En proporción la solicitud de préstamos y créditos orientados al consumo en estas fechas no sólo también disminuye en número de operaciones firmadas sino también en importes solicitados, fijando como vimos en el artículo anterior la media de estas operaciones entre los 1500 € y los 3000 €.

Aquí el usuario debe tener en cuenta muchos factores, si realizamos un análisis de la media de ofertas de préstamos al consumo que se pueden adaptar a este modelo de financiación corta en unos plazos de amortización interesantes, vamos a descubrir que la oscilación de los intereses a aplicar a estos productos puede ser ciertamente importante, pudiendo encontrar propuestas desde el 6% hasta incluso el 12% o más, con lo cual, como vemos, la elección del producto puede modificar sustancialmente los costos del mismo ya sólo desde el punto de partida de los intereses.

  • Los mejores préstamos personales en Noviembre

Probablemente la recomendación inicial más acertada en caso de necesitar uno de estos préstamos rápidos al consumo, sea la de en una primera instancia consultar con la entidad financiera en la que desarrollemos mayor número de actividades en lo que a presencia activa de productos se refiere. Esto tiene que ver por supuesto con el hecho de las bonificaciones que las entidades financieras proporcionan a los usuarios en muchos productos de financiación en función de la vinculación con usuario mantenga con la entidad, lo cual se puede traducir de manera directa tanto en una bonificación en forma de descuento de los intereses como en un trato preferente en lo que a comisiones y gastos de producto se refiere.

Por supuesto las prisas no son buenas consejeras en ningún aspecto y en la contratación de un préstamo al consumo orientado a las Navidades tampoco. Obtener más de una referencia de productos, de créditos y préstamos, y realizar una comparativa buscando aquel que mejor se ajuste a nuestra realidad económica es no ya una acción recomendable si no fundamental, en el hipotético caso de que en unos tiempos de austeridad como los actuales efectivamente necesitemos financiar nuestras Navidades de manera externa.

 

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *