Publicidad

Crédito Reforma Hogar BBK

Desde luego si tuviéramos que hablar de uno de los clásicos a la hora de las necesidades de financiación puntuales de las familias en nuestro país las reformas dentro del hogar se instalarían probablemente en los primeros puestos de ese ficticio ranking. Las reformas en el hogar habitualmente se podrán presentar tanto de manera subrepticia como desde un punto de vista planificado, pero, en ambos casos, van a necesitar por parte del usuario de una financiación que, en la mayoría de las ocasiones, no puede ser tomada directamente del pasivo de la economía familiar mantenga. En estos casos, como realmente ya ocurre ante muchas situaciones concretas dentro de las necesidades de financiación, las entidades financieras vienen a proponernos productos especialmente dirigidos a tales necesidades, en este caso a dichas reformas del hogar, tal como ocurre con el Crédito Reforma Hogar que BBK ofrece dentro de su catálogo de productos financieros. Enmarcando la citada financiación que este producto ofrece dentro de las reformas que se pueden dar en un hogar, el préstamo realmente se muestra amplio a tal efecto contemplando prácticamente todas las posibilidades de reforma que puedan surgir. Nos vamos a encontrar con un préstamo que nos ofrecerá un importe máximo a financiar de 60.000 € para un plazo máximo de amortización hasta 10 años, con un tipo de interés aplicable en un modelo de cuota constante a partir del 8,81% TAE, que puede llegar a ascender hasta el 9,94% TAE dependiendo de los plazos de amortización elegidos. El producto no nos va a pedir comisión de estudio, sin embargo si existe una comisión de apertura que se cuantifica el 1%, por otro lado en el caso del reembolso anticipado se aplicará una comisión de hasta el 1% del importe del préstamo solicitado si el período que resta entre la fecha de amortización y el vencimiento del producto es superior a un año, en caso de ser inferior a un año se aplicara el 0,5%, teniendo siempre en cuenta que en ningún caso esta comisión superará los intereses devengados por importe restante hasta el fin de la vida del producto. Con las habituales posibilidades de contratación en paralelo de productos como seguros de vida o seguros de protección de pagos, este préstamo nos va a permitir además de mantener el citado sistema de cuotas constantes posibilidades añadidas como, por ejemplo, la elección del día de pago, algo por otro lado cada vez más frecuente en este tipo de productos. En definitiva nos encontramos con un préstamo muy orientado a lo que realmente ofrece, que nos presenta un plazo de amortización ciertamente amplio para las cantidades que puede llegar a financiar y que con el sistema de cuota constante nos permite mantener una economía planificada de antemano sabiendo cuáles son nuestros rostros concretos del producto. Como vemos otra muestra más de cómo también en los préstamos cada vez se afina de manera más precisa las posibles necesidades de financiación de los usuarios ajustando los productos a dichas necesidades. Imagen 1: Nemo //pixabay.com/ Imagen 2: Public Domain Photos//pixabay.com/   https://www.youtube.com/watch?v=w5gIuvT4dII&feature=youtu.be
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *