Publicidad

CrediRenta Banco Sabadell

prestamos Afirmar que existen tantos préstamos o modelos de préstamo como necesidades de financiación puedan tener los usuarios tal vez sea mucho afirmar, sin embargo no tenemos más que repasar los catálogos de productos de las entidades financieras para darnos cuenta de que, efectivamente, los años han traído una especialización de prácticamente todos los productos que se ha acentuado mucho en el caso de los productos de financiación como resultan ser los préstamos. De este modo podemos encontrarnos con diversos modelos de préstamo que por ejemplo los propondrán una financiación determinada para objetivos diferentes, como pueden ser la adquisición de un vehículo, unas reformas en el hogar, un viaje, estudios superiores, en definitiva situaciones diversas, bastante comunes y muy recurrentes en cuanto a la necesidad de financiación por parte de los usuarios. Este hecho ya no se da solamente en situaciones tan amplias como las citadas en el párrafo anterior, sino que llega todavía más allá contemplando en determinados productos situaciones mucho más concretas, tal y como ocurre con el producto que traemos hoy a revisión; CrediRenta de Banco Sabadell. Ya el propio nombre del producto nos proporciona pistas bastante claras del objeto para el que se nos viene a proponer; las diferentes situaciones que se puede generar tras la declaración de la renta. Y es que el producto nos va a ofrecer opciones tanto en el caso de que la declaración nos resulte positiva como en el caso de que resulta negativa. En el primero de los casos el producto nos ofrece un préstamo, como veremos, con un plazo de amortización interesante en cuotas mensuales y, en el segundo de los casos, si la renta sale negativa para el usuario, el producto nos permite obtener el avance del importe total de la renta sin pagar cuota alguna, que se cancelará en el momento en que Hacienda realice de manera efectiva la devolución sin suponer esta cancelación ningún tipo de comisión para el usuario. Las características del producto resultan muy comunes dentro de este tipo de ofertas encontrándonos por un lado con un TAE del 10,35% para un importe mínimo de 300 euros y sin importe máximo prefijado dentro de un plazo de amortización máximo de nueve meses. En el caso de las declaraciones negativas, como hemos indicado, el productos presentará un periodo de carencia máximo de ocho meses, mientras que las comisiones son comunes en ambos casos, con una comisión de apertura del 3% con un importe mínimo de 50 euros y una comisión de estudio del 1% con un importe mínimo de 30 euros aunque, en el caso de la cancelación anticipada, como hemos indicado también, cuando se trata de una solicitud por declaración negativa esta comisión no se aplicará mientras que en el caso de renta positiva la citada comisión ascenderá al 0,50%. Imagen 1 y 2: Eric Caballero flickr creative commons // gaelx flickr creative commons https://www.youtube.com/watch?v=KCMW3Pzf5H4&feature=youtu.be
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *