Publicidad

¿Qué son los seguros de protección de pago en los préstamos?

Es posible que a usted que nos lee decidido a contratar un préstamo se le haya planteado por parte de la entidad financiera la posibilidad (o incluso obligación) de la contratación en paralelo de un seguro de protección de pago; este tipo de seguros se han vuelto muy frecuentes como elemento de acompañamiento a los préstamos, y sobre todo, como herramienta en busca de la protección anti morosidad por parte de las entidades financieras, lo que pasa, es que, es un producto con coste que, en caso de no obligatoriedad, nos debe hacer plantear sus pros y contras antes la contratación.

El seguro de protección de pago realmente va a proporcionarnos una cobertura interesante desde el punto de vista de la seguridad, y es que, en caso de que como titulares de la solicitud de un préstamo, no podamos hacer frente al mismo por causas excepcionales, el seguro será quien asuma la responsabilidad de la devolución del préstamo, con lo cual obviamente es que no pasará a terceros ni nos perjudica a nosotros en caso como decíamos de circunstancias excepcionales. ¿Cómo funcionan los seguros de protección de pago en los préstamos?	La cobertura más básica de estos seguros de protección de pago es obviamente la de fallecimiento, a través de esta cobertura el fallecimiento del titular supondrá automáticamente la asunción por parte del seguro del coste de la operación de financiación, sin embargo, estos seguros pueden ampliarse en supuestos, lógicamente ampliando también los costes, otras opciones que pueden llegar a contemplar son la invalidez por accidente, la incapacidad laboral, e incluso el desempleo de larga duración, obviamente situaciones extremas como decíamos pero al fin y al cabo situaciones que pueden suceder. Los precios de esta póliza de seguro no son los mismos siempre, ya que, lógicamente dependen de cuestiones como el importe de la operación, el plazo de amortización y pedido a cubrir, etc. Habitualmente se trata de productos con un único pago anual, aunque existe la posibilidad de fraccionamiento lo que pasa es que en este caso el fraccionamiento lo que proporciones un período de tiempo determinado de aseguramiento, habitualmente esta opción proporciona sobrecoste que puede ser incluso de hasta el 10%. No estamos ante una opción especialmente barata, sobre todo cuando se trata de las de mayor nivel de coberturas, sin embargo, como vemos, es una opción a tener en cuenta dentro del plan general de aseguramiento que un usuario puede tener.
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *