Publicidad

Cae el crédito al consumo

El crédito al consumo ha evidenciado los efectos de la situación económica difícil que viven las familias españolas. El golpe al bolsillo y la menor concesión de préstamos de parte de las entidades financieras ha terminado por reflejar “claros signos de moderación”.

La consecuencia directa de esta crisis es que 2008 finalizará con una caída del 20% con sólo una inversión nueva en 63.000 millones de euros. 

Según este estudio de DVK, el deterioro en las condiciones ha mermado la concesión e créditos. Por ejemplo, en 2004 y 2005, crecía a tasas del 20% y 25% respectivamente, pero a partir de 2006 desaceleró su crecimiento al 11,3%, con mínimos en 2007 al incrementarse solamente un 6,7% ubicándose en 77.500 millones de euros.

El año pasado, la financiación se distribuyó principalmente en compra de automóviles, tanto nuevos como de ocasión, con el 28%, con un volumen de unos 21.500 millones de euros.

Otra porción de la torta la representaron otros bienes de consumo y servicios (electrodomésticos, electrónica de consumo, mobiliario, equipos informáticos, viajes, estudios y servicios médicos, entre otros) que conformaron el 72% restante, con unos 56.000 millones de euros.

Distribución por entidades

El universo de prestamistas se distribuyó de la siguiente forma:

  • Las entidades de depósito (bancos generalistas, cajas de ahorros y cooperativas de crédito) contabilizaron un volumen de inversión nueva de unos 39.600 millones de euros en 2007 (+ 1,4%). Este grupo de entidades acaparó el 51,2% de la inversión nueva total.
  • Las entidades de financiación (bancos especializados en financiación y establecimientos financieros de crédito), totalizaron el 48,2% de la inversión nueva en crédito al consumo con un total de 37.900 millones de euros (+13%).
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *