Publicidad

Análisis del crédito empresarial

El crédito empresarial se basa principalmente en cómo la empresa es solvente, y lo fácil que puede hacer los pagos del préstamo y producir los resultados que promete. Muchos factores juegan un rol importante en el análisis del crédito de la empresa, y los documentos financieros más primarios se examinan como resultado consecuente de esta acción. Una empresa que solicita un préstamo debe asegurarse de que tiene todos los documentos preparados y que su trabajo es muy preciso.

El prestamista es, generalmente, un banco local que tiene una política de apoyo a pequeños proyectos empresariales, o un banco más grande que requiere un estudio financiero detallado antes de acceder a prestar dinero a cualquier negocio. Ellos son los que llevan a cabo el análisis de crédito. En cierto modo, este análisis parece un historial crediticio individual, pero el prestamista mira con más detalle los registros del negocio y cómo la empresa ha realizado y realizará en el futuro el pago de sus deudas. Los prestamistas quieren estar seguros de que recibirán sus pagos  en el tiempo requerido y a la hora adecuada.

Las cinco “C”

Existen cinco C que los prestamistas examinan a la hora de realizar un análisis de crédito empresarial: capacidad, capital, garantía (factor colateral), condiciones y carácter. La capacidad explora cómo la empresa pagará el préstamo y el éxito que ha tenido en el pago de los préstamos en el pasado, mientras que el capital consiste en asegurarse de que la empresa tiene fondos suficientes para pagar el préstamo de cualquier manera. La garantía (o factor colateral) es el tipo de seguridad que el prestamista puede exigir antes de hacer el préstamo, mientras que las condiciones se centran en el propósito con el cual será utilizado el préstamo y si con esto ayudará  a crecer su negocio. El carácter es una cualidad general que brinda una impresión empresarial al prestamista.

Documentos importantes

El prestamista verá principalmente cuatro documentos diferentes al realizar el análisis de los préstamos. La primera es la declaración financiera personal, lo que indica el valor neto de todos los titulares de los principales negocios y su equidad. El segundo es el balance de negocios, que muestra el estado de la empresa en un punto particular en el tiempo reciente. Una cuenta de resultados mostrará los beneficios del negocio y las pérdidas durante el año pasado, y un estado de flujos de efectivo examina cómo la empresa recibe y gasta dinero en efectivo como parte de las operaciones comerciales.

Análisis

El prestamista también suele llevar a cabo los análisis de relación de la empresa para predecir los futuros ingresos o asegurar que el negocio tenga suficiente valor. Existen diferentes relaciones que se pueden utilizar. La relación rentable, por ejemplo, simplemente muestra la cantidad de beneficios de la empresa después de todos los gastos, mientras que los coeficientes de apalancamiento miden hasta qué punto la empresa se financia con deuda frente a la cantidad en la que se financia el patrimonio neto.
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *