Publicidad
Publicidad

Las claves para contratar un préstamo

A la hora de pedir un préstamo debes tener muy claro que no es para un capricho ni para comprar algo innecesario. Si no te queda otra y estás seguro de que un préstamo es lo que necesitas, te voy a explicar en el artículo de hoy las principales claves que debes tener en cuenta si quieres solicitar un préstamo que no se convierta en un daño económico para ti.

Claves para contratar un préstamo

Básicamente debes tener en cuenta los 8 puntos que tienes a continuación para contratar un préstamo adecuado a tus intereses y necesidades:

Qué es lo que quieres comprar con el préstamo

¿Es para comprar un coche?¿Para hacerte un viaje?¿Para poder realizar un posgrado o un curso? Dependiendo para que lo quieras, variará el tipo de interés del préstamo, el plazo en que puedes devolverlo y la cantidad de dinero que puedes pedir.

Estudia el mercado de préstamos

Busca el préstamo que mejor se adapte a lo que buscas. No te quedes con la primera opción. Puedes utilizar alguno de los comparadores financieros que existen en la red, como Bankimia, para estudiar y comparar entre varios préstamos.

Cuota máxima: el 35% de tus ingresos

La suma de todas las cuotas de tus deudas no debe superar en ningún caso el 35% de tus ingresos netos mensuales. Y eso en caso de necesidad. Lo mejor es no superar el 25%.

Por lo tanto si ya tienes otras deudas como hipoteca u otros préstamos tal vez sea mejor reducirlas antes que endeudarte aún más.

Pregunta en tu banco habitual

Lo más normal es que el banco donde tengas domiciliados tus ingresos, tengas con ellos contratados algunas tarjetas, etc. sea el banco que mejores condiciones te ofrezca en el préstamo que vas a solicitar.

Fíjate en el tipo de interés

El tipo de interés indica lo que al final vas a pagar por el préstamo que contrates. Cuanto más bajo sea mejor, claro pero fíjate bien que un tipo de interés bajo no vaya acompañado de comisiones muy altas para compensar porque al final te quedas “lo comido, por lo servido”.

Generalmente, los tipos de interés de los préstamos personales oscilan entre el 8%-12%. Siendo los más bajos los préstamos para estudios que puedes encontrar por un 6% de tipo de interés y los más altos suelen ser para la compra de un automóvil.

No te olvides de las comisiones

Las comisiones es un factor bastante importante en el que debes fijarte ya que pueden encarecer bastante el préstamo.

Observa si el préstamo tiene o no comisión de estudio, comisión de apertura, comisión de amortización parcial y comisión por cancelación anticipada que suelen ser las más comunes.

Intenta negociar con el banco para que te elimine o al menos reduzca estas comisiones. Las comisiones de apertura y estudio suele ser fácil que te las quiten.

También piensa si vas a realizar pagos parciales para quitarte el préstamo lo antes posible, en este caso es importante que intentes eliminar o reducir la comisión por amortización parcial y de cancelación anticipada.

Lee el contrato

Una mala costumbre que tenemos es no leer el contrato de los productos financieros que solicitamos. Sí, ya sé que en muchas ocasiones no se entiende bien o es difícil de leer con la letra pequeña que suelen utilizar pero debes hacerlo.

Consulta todas las dudas que tengas y no firmes nada que no hayas entendido a la perfección. Te ahorrarás así muchos problemas en el futuro.

Sobre todo fíjate en los intereses por demora, ya que suelen ser altísimos, bastante más de lo que fija la ley.

¿Sabes que puedes cancelar el préstamo sin coste?

Gracias a la Ley 16/2011, de 24 de junio, durante los primeros 14 días desde la formalización del préstamo lo puedes cancelar sin coste alguno para ti y sin dar explicaciones.

Sigue estos consejos básicos para contratar tu préstamo y verás como evitas todos los problemas y sorpresas que se suelen dar con estos productos financieros.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *